La sabiduría de los pueblos demuestra que estos siguen vivos y que, en otro tiempo, tuvo mucho que ver en el crecimiento y en el desarrollo de la cultura. Los denominados refranes, que no es otra cosa que dichos populares pertenecientes a una determinada población o zona geográfica, fueron creados por personas de nuestro pasado en torno a un hecho conocido entonces, y que en muchos casos, continua produciéndose hoy en día y por tanto siendo cierto y aplicable. Los dichos populares pueden hacer referencia a la meteorología de un lugar determinado, a las características del lugar o de las personas que lo habitan, a costumbres enraizadas o curiosas…y su perduración en el tiempo hace que dichas frases populares pasen a formar parte del conocido, y valga la redundancia, refranero popular.

- A barriga llena, corazón contento.
- A buen entendedor, pocas palabras bastan.
- A buen hambre, no hay pan duro.
- ¡A buenas horas, mangas verdes!
- A burro muerto, la cebada al rabo.
- A caballo regalado no le mires el diente.
- A cada cerdo le llega su San Martín.
- A Dios rogando y con el mazo dando.
- A enemigo que huye, puente de plata.
- A falta de pan, buenas son tortas.
- A grandes males, grandes remedios.
- A gusto de los cocineros comen los frailes.
- A la arrogancia en el pedir, la virtud del no dar.
- A la cama no te irás sin saber una cosa más.
- A la tercera va la vencida.
- A la vejez, viruelas.
- A lo hecho, pecho.
- A mal tiempo, buena cara.
- A más años, más desengaños.
- A nadie le amarga un dulce.
- A otro perro con ese hueso.
- A palabras necias, oídos sordos.
- A perro flaco, todo son pulgas.
- A quien cuece y amasa, de todo le pasa.
- A quien madruga, Dios le ayuda.
- A quien mucho tiene, más le viene.
- A rey muerto, rey puesto.
- A río revuelto, ganancia de pescadores.
- A todo se acostumbra uno, menos a no comer.
- A un clavo ardiendo se agarra el que se está hundiendo.
- Abril, aguas mil.
- Afortunado en el juego, desafortunado en amores.
- Agua pasada no mueve molino.
- Agua que no has de beber déjala correr.
- Ahora adulador, mañana traidor.
- Al mejor cazador, se le va la liebre.
- Al pan, pan, y al vino, vino.
- Al perro flaco, todo se le vuelven pulgas.
- Al que Dios se la dé, San Pedro se la bendiga.
- Al que le pique, que se rasque.
- Al revés te lo digo para que me entiendas.
- Algo tendrá el agua cuando la bendicen.
- Amigo por interés no dura porque no lo es.
- Amor con amor se paga.
- Amores reñidos son los más queridos.
- Ande yo caliente y ríase la gente.
- Ante la duda, la más tetuda.
- Antes de hacer nada, consúltalo con la almohada.
- Antes de meter, prometer.
- Antes se coge al mentiroso que al cojo.
- Año de nieves, año de bienes.
- Aprendiz de mucho, maestro de nada.
- Arrieros somos, y en el camino nos encontraremos.
- Asno con oro, alcánzalo todo.
- Aunque la mona se vista de seda. mona se queda.
- Ave que vuela, a la cazuela.
- Bicho malo nunca muere.
- Bien está lo que bien acaba.
- Bien predica quien bien vive.
- Buey viejo, surco derecho.
- Caballo grande, ande o no ande.
- Cada cosa a su tiempo.
- Cada loco con su tema.
- Cada maestrillo tiene su librillo.
- Cada mochuelo a su olivo.
- Cada moneda tiene dos caras.
- Cada oveja con su pareja.
- Cada palo aguante su vela.
- Cada persona es dueña de su silencio y esclava de sus palabras.
- Cada uno cuenta de la feria como le va en ella.
- Cada uno en su casa, y Dios en la de todos.
- Cada uno lleva su cruz.
- Cada uno sabe dónde le aprieta el zapato.
- Cada uno se conoce por sus obras.
- Cada uno tiene lo que se merece.
- Calumnia, que algo queda.
- Casa con dos puertas, mala es de guardar.
- Casarás y amansarás.
- Como éramos pocos, parió la abuela.
- Como se vive, se muere.
- Como siembres, recogerás.
- Con el roce, nace el cariño.
- Con la ayuda del vecino, mató mi padre un cochino.
- Con la intención basta.
- Con la verdad se llega a todas partes.
- Con las glorias se olvidan las memorias.
- Con pan y vino, se anda el camino.
- Consejos vendo, y para mí no tengo.
- Contigo, pan y cebolla.
- Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar.
- Contra la fortuna, no hay arte alguna.
- Corazón codicioso, no tiene reposo.
- Coser y cantar, todo es empezar.
- Cree el ladrón que todos son de su condición.
- Cría fama y échate a dormir.
- Cría cuervos y te sacarán los ojos.
- Cuando el diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo.
- Cuando el gato no está, los ratones bailan.
- Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo.
- Cuando el río suena, agua lleva.
- Cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar.
- Cuando menos se piensa, salta la liebre.
- Cuando una puerta se cierra, otra se abre.
- Cuanto más se tiene, más se quiere.
- Cuanto más viejo, más pellejo.
- Cuidados ajenos mataron al asno.
- Culo veo, culo deseo.
- Da Dios almendras al que no tiene muelas.
- Dame pan, y dime tonto.
- Date prisa despacio, y llegarás a palacio.
- De aquellos polvos, vienen estos lodos.
- De buen vino, buen vinagre.
- De casta le viene al galgo el ser rabilargo.
- De desagradecidos está el infierno lleno.
- De donde no hay, no se puede sacar.
- De la calle vendrá, quien de tu casa te echará.
- De grandes cenas están las sepulturas llenas.
- De herrero a herrero, no pasa dinero.
- De ilusión también se vive.
- De la discusión nace la luz.
- De lo que no cuesta, llena la cesta.
- De lo que no veas, ni la mitad te creas.
- De lo que se come se cría.
- De los amigos me guarde Dios, que de los enemigos me guardo yo.
- De los cuarenta para arriba, no te mojes la barriga.
- De los escarmentados nacen los avisados.
- De mí te reirás, pero de mi dinero, no.
- De noche todos los gatos son pardos.
- De perdidos, al río.
- De tal cepa, tal vino.
- De tal palo, tal astilla.
- De todo hay en la viña del Señor.
- De trigo y avena, mi casa llena.
- De una cebolla no nace una rosa.
- Del agua mansa líbreme Dios, que de la brava me libraré yo.
- Del amor al odio hay un paso.
- Del árbol caído, todos hacen leña.
- Del dicho al hecho hay un buen trecho.
- Del jefe y del mulo cuanto más lejos más seguro.
- Del mar, el mero; de la tierra, el cordero.
- Del viejo, el consejo.
- Dentro de cien años, todos calvos.
- Desdichas y caminos hacen amigos.
- Desgracia compartida, menos sentida.
- Desgraciado en el juego, afortunado en amores.
- Desnudar un santo para vestir otro.
- Desnudo nací, desnudo me hallo: ni pierdo ni gano.
- Después de beber, cada uno dice su parecer.
- Después de la tempestad, viene la calma.
- Detrás de la cruz está el diablo.
- Día de Santa Lucía, mengua la noche y crece el día.
- Días de mucho, vísperas de nada.
- Dicho y hecho.
- Diciendo las verdades se pierden amistades.
- Dime con quien andas y te diré quien eres.
- Dime de que presumes y te diré de que careces.
- Dinero llama dinero.
- Dios aprieta pero no ahoga.
- Dios los cría y ellos se juntan.
- Divide y vencerás.
- Donde dije digo, digo Diego.
- Donde fueres, haz lo que vieres.
- Donde hay confianza, da asco.
- Donde hay patrón, no manda marinero.
- Donde las dan las toman.
- Donde manda el corazón, la cabeza tiene poco que decir.
- Donde menos se piensa salta la liebre.
- ¿Dónde va Vicente?, donde va la gente.
- Dos es compañía, tres es multitud.
- Dos no riñen, si uno no quiere.
- Dos que duermen en un colchón, se vuelven de la misma condición.
- El amor es ciego.
- El avaro, cuanto más tiene, más quiere.
- El bien viene andando; el mal, volando.
- El buen cirujano corta por lo sano.
- El buen paño en el arca se vende.
- El buen perfume se vende en frasco pequeño.
- El buey suelto, bien se lame.
- El casado, casa quiere.
- El comer y el rascar, todo es empezar.
- El dinero hace caballero.
- El fin justifica los medios.
- El fruto prohibido es el más apetecido.
- El gato escaldado, del agua fría huye.
- El hábito no hace al monje.
- El hambre aguza el ingenio.
- El hambre es muy mala consejera.
- El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.
- El hombre propone, y Dios dispone.
- El hombre y el oso, cuanto más feo, más hermoso.
- El huésped y el pez, a los tres días hiede.
- El invierno no es pasado mientras abril no es terminado.
- El llanto, sobre el difunto.
- El lloro de la mujer, no es de creer.
- El mejor escribano echa un borrón.
- El mentiroso ha de ser memorioso.
- El muerto al hoyo y el vivo al bollo.
- El mundo es un pañuelo.
- El ocio no quede impune; quien no trabaje, que ayune.
- El ojo del amo engorda el caballo.
- El perro del hortelano, ni come ni deja comer al amo.
- El pez grande se come al chico.
- El poeta nace, no se hace.
- El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.
- El que a hierro mata, a hierro muere.
- El que al cielo escupe en la cara le cae.
- El que algo quiere, algo le cuesta.
- El que avisa no es traidor.
- El que busca halla.
- El que calla, otorga.
- El que espera, desespera.
- El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.
- El que fue a Sevilla perdió su silla.
- El que guarda, siempre tiene.
- El que la sigue, la consigue.
- El que mucho corre, pronto para.
- El que mucho habla, mucho yerra.
- El que mucho ofrece, poco da.
- El que no llora, no mama.
- El que no quiera polvo, que no vaya a la era.
- El que no se consuela, es porque no quiere.
- El que no trabaja, no come.
- El que parte y reparte, se queda con la mejor parte.
- El que pega primero, pega dos veces.
- El que quiera peces que se moje el culo.
- El que ríe el último, ríe mejor.
- El que rompe, paga.
- El que se excusa, se acusa.
- El que se pica, ajos come.
- El que siembra viento, cosecha tempestades.
- El que tiene boca, se equivoca.
- El que tiene padrino se bautiza.
- El que tiene un tío en Alcalá, ni tiene tío ni tiene ná.
- El que tuvo, retuvo.
- El que venga detrás, que arree.
- El que vive de favores, sirve a muchos señores.
- El saber no ocupa lugar.
- El sabio siempre quiere aprender, el ignorante siempre quiere enseñar.
- El tiempo es oro.
- El tiempo lo dirá.
- El tiempo perdido no se recupera.
- El tiempo pone a cada uno en su sitio.
- El tiempo todo lo cura.
- En boca cerrada no entran moscas.
- En casa del herrero, cuchillo de palo.
- En casa del pobre, dura poco la alegría.
- En el país de los ciegos, el tuerto es el rey.
- En febrero busca la sombra el perro.
- En la guerra y en el amor, todo vale.
- En la tardanza está el peligro.
- En la variedad está el gusto.
- En martes, ni te cases ni te embarques.
- En tiempo de higos no hay amigos.
- En todas partes cuecen habas.
- Encender una vela a Dios y otra al diablo.
- Entre col y col, lechuga.
- Entre dos amigos, un notario y dos testigos.
- Entre todos la mataron y ella sola se murió.
- Es buena noticia el que no las haya.
- Es de bien nacidos ser agradecidos.
- Es la gota que desborda el vaso.
- Es peor el remedio que la enfermedad.
- Escoba nueva barre bien.
- Gallina vieja hace buen caldo.
- Gallo que no canta, algo tiene en la garganta.
- Gato con guantes no caza ratones.
- Gato escaldado, del agua fría huye.
- Genio y figura, hasta la sepultura.
- Gota a gota, se llena la bota.
- Gusta lo ajeno más por ajeno que por bueno.
- Hablando del rey de Roma, por la puerta asoma.
- Hablando se entiende la gente.
- Habló el buey y dijo mu.
- Haciendo y deshaciendo se va aprendiendo.
- Hambre que espera hartura, no es hambre pura.
- Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo.
- Hasta el rabo, todo es toro.
- Hay más días que longanizas.
- Haz bien y no mires a quien.
- Hijo sin dolor, madre sin amor.
- Hombre prevenido, vale por dos.
- Hoy por ti, mañana por mí.
- Huir del fuego para caer en las brasas.
- Ir por lana y volver trasquilado.
- Jaula nueva, pájaro muerto.
- Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como.
- Juego y bebida, casa perdida.
- La arruga es bella.
- La ausencia causa olvido.
- La avaricia rompe el saco.
- La cabra siempre tira al monte.
- La cara es el espejo del alma.
- La caridad bien entendida empieza por uno mismo.
- La casa se arruina por la cocina.
- La costumbre hace ley.
- La curiosidad mató al gato.
- La ensalada, poco vinagre y bien aceitada.
- La esperanza es lo último que se pierde.
- La excepción confirma la regla.
- La experiencia es la madre de la ciencia.
- La fe mueve montañas.
- La gallina de mi vecina más huevos pone que la mía.
- La hermosura poco dura.
- La ignorancia de la ley no excusa su cumplimiento.
- La intención es lo que vale.
- La juventud tiene la fuerza y la vejez la prudencia.
- La lengua no tiene hueso, pero corta lo más grueso.
- La letra con sangre entra.
- La ley del embudo, para mí lo ancho y para ti lo agudo.
- La manzana podrida pierde a su compañía.
- La mejor palabra siempre es la que queda por decir.
- La mejor salsa, el apetito.
- La mujer del César, además de ser honesta, debe parecerlo.
- La mujer y el oro, lo pueden todo.
- La mujer y el vino sacan al hombre de tino.
- La música amansa las fieras.
- La ocasión la pintan calva.
- La palabra es plata y el silencio es oro.
- La palabra que sale de la boca, nunca torna.
- La peor gallina es la que más cacarea.
- La perseverancia todo lo alcanza.
- La primavera la sangre altera.
- La procesión va por dentro.
- La realidad supera la ficción.
- La respuesta mansa la ira quebranta.
- La suegra y el doctor, cuanto más lejos, mejor.
- La suerte de la fea, la bonita la desea.
- La suerte está echada.
- La unión hace la fuerza.
- La venganza es un plato que se sirve frío.
- La verdad es amarga.
- La vida no es un camino de rosas.
- La viuda rica hace que llora y repica.
- Las apariencias engañan.
- Las armas de fuego, cuanto más lejos, mejor.
- Las comparaciones son odiosas.
- Las cosas de palacio van despacio.
- Las cuentas claras, y el chocolate espeso.
- Las desgracias nunca vienen solas.
- Las madres hacendosas hacen las hijas perezosas.
- Las malas noticias vuelan.
- Las palabras vuelan, y lo escrito permanece.
- Las paredes oyen.
- Las prisas nunca son buenas.
- Libro prestado, libro perdido.
- Lo barato sale caro.
- Lo bien hecho, bien parece.
- Lo bueno poco dura.
- Lo bueno, si breve, dos veces bueno.
- Lo comido por lo servido.
- Lo cortés no quita lo valiente.
- Lo fiado, rara vez pagado.
- Lo olvidado, ni agradecido ni pagado.
- Lo prometido es deuda.
- Lo que a unos mata, a otros sana.
- Lo que bien empieza, bien acaba.
- Lo que de noche se hace, a la mañana parece.
- Lo que en los libros no está, la vida te lo enseñará.
- Lo que es moda no incomoda.
- Lo que mucho vale, mucho cuesta.
- Lo que no has de comer, déjalo cocer.
- Lo que no mata, engorda.
- Lo que no se comienza, nunca se acaba.
- Lo que no se llevan los ladrones, aparece por los rincones.
- Lo que no va en lágrimas va en suspiros.
- Lo que otro suda, a mí poco me dura.
- Lo que poco cuesta, poco se aprecia.
- Lo que se aprende en la cuna, siempre dura.
- Lo que sea sonará.
- Los amigos de mis amigos son mis amigos.
- Los amigos de mis amigos son mis amigos.
- Los años no pasan en balde.
- Los árboles no dejan ver el bosque.
- Los celos son malos consejeros.
- Los duelos con pan, son menos.
- Los huéspedes mucho gusto dan, pero cuando se van.
- Los malos tragos hay que pasarlos pronto.
- Los niños y los locos dicen las verdades.
- Los toros se ven mejor desde la barrera.
- Los trapos sucios se lavan en casa.
- Mal de muchos, consuelo de tontos.
- Mañana será otro día.
- Manitas que no dais, ¿qué esperáis?
- Manos frías, corazón caliente.
- Marido celoso no tiene reposo.
- Marzo ventoso y abril lluvioso sacan a mayo florido y hermoso.
- Más hace el que quiere que el que puede.
- Más discurre un hambriento que cien letrados.
- Más sabe el diablo por viejo que por diablo.
- Más vale caer en gracia que ser gracioso.
- Más vale estar solo que mal acompañado.
- Más vale gastar en pan que en botica.
- Más vale llegar a tiempo que rondar un año.
- Más vale malo conocido que lo bueno por conocer.
- Más vale maña que fuerza.
- Más vale pájaro en mano que ciento volando.
- Más vale prevenir que curar.
- Más vale ser arriero que borrico.
- Más vale tarde que nunca.
- Más vale tener que desear.
- Más vale tuerto que ciego.
- Más vale un mal arreglo que un buen pleito.
- Más ven cuatro ojos que dos.
- Mejor dar que recibir.
- Mucho ruido y pocas nueces.
- Muchos son los llamados y pocos los escogidos.
- Muerto el perro, se acabó la rabia.
- Nadie da lo que no tiene.
- Nadie es profeta en su tierra.
- Nadie escarmienta en cabeza ajena.
- Nadie se acuerda de Santa Bárbara hasta que truena.
- Nadie se meta donde no le llamen.
- Nadie tira piedras a su tejado.
- Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió.
- Ni son todos los que están, ni están todos los que son.
- Ni tanto ni tan calvo.
- Ningún jorobado ve su joroba.
- Ninguno escarmienta en cabeza ajena.
- No basta ser bueno sino parecerlo.
- No cantan dos gallos en un gallinero.
- No cantes gloria hasta el fin de la victoria.
- No cojas la pera hasta que esté madura.
- No comer por haber comido no es tiempo perdido.
- No con quien naces sino con quien paces.
- No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
- No echéis margaritas a los cerdos.
- No es lo mismo ser que parecer.
- No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia.
- No es más rico quien más tiene sino el que menos necesita.
- No es oro todo lo que reluce.
- No es tan fiero el león como lo pintan.
- No hay don sin din.
- No hay enemigo pequeño.
- No hay harina sin salvado.
- No hay mal que cien años dure.
- No hay mal que por bien no venga.
- No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.
- No hay peor ciego que el que no quiere ver.
- No hay peor sordo que el que no quiere oír.
- No hay primavera sin flores ni verano sin calores.
- No hay que empezar la casa por el tejado.
- No hay que fiarse de las apariencias.
- No hay que vender la piel del oso antes de haberlo cazado.
- No hay regla sin excepción.
- No hay rosa sin espinas.
- No hay tonto que no se tenga por listo.
- No muerdas la mano que te da de comer.
- No ofende quien quiere sino quien puede.
- No por mucho madrugar, amanece más temprano.
- No quieres caldo, pues toma tres tazas.
- No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes.
- No se acuerda el cura de cuando fue sacristán.
- No se ganó Zamora en una hora.
- No se hizo la miel para la boca del asno.
- No se puede estar en misa y repicando.
- No se puede hacer tortilla sin romper los huevos.
- No sólo de pan vive el hombre.
- No te cierres una puerta, si no has abierto otra.
- No te rías del mal de vecino, que el tuyo viene de camino.
- No tires piedras sobre tu tejado.
- No todo el monte es orégano.
- No vendas la piel de oso antes de haberlo cazado.
- Nuestro gozo en un pozo.
- Nunca digas de este agua no beberé.
- Nunca es tarde si la dicha es buena.
- Nunca falta un roto para un descosido.
- Nunca llueve a gusto de todos.
- Nunca segundas partes fueron buenas.
- Obras son amores, que no buenas razones.
- Ojo por ojo, diente por diente.
- Ojos que no ven, corazón que no siente.
- Otro vendrá que bueno me hará.
- Oveja que bala, bocado que pierde.
- Palos con gusto no duelen.
- Pan con pan, comida de tontos.
- Pan para hoy, y hambre para mañana.
- Para ese viaje no se necesitan alforjas.
- Para muestra, un botón.
- Paso a paso se va lejos.
- Pelillos a la mar.
- Perro ladrador, poco mordedor.
- Pesar ajeno, no quita el sueño.
- Piensa el ladrón que todos son de su condición.
- Piensa mal y acertarás.
- Pleitos tengas y los ganes.
- Poco a poco se llega antes.
- Pocos y mal avenidos.
- Poderoso caballero es don dinero.
- Por dinero baila el perro.
- Por el canto se conoce el pájaro.
- Por el hilo se saca el ovillo.
- Por el interés, te quiero Andrés.
- Por la boca muere el pez.
- Por San Blas la cigüeña verás.
- Por sus frutos los conoceréis.
- Por un clavo se pierde una herradura.
- Por un oído me entra y por otro me sale.
- Por un perro que maté, mataperros me llamaron.
- Preguntando se va a Roma.
- Primero es la obligación que la devoción.
- Que cada palo aguante su vela.
- Querer es poder.
- Quien a buen árbol se arrima buena sombra le cobija.
- Quien a hierro mata, a hierro muere.
- Quien bien ata, bien desata.
- Quien bien siembra bien recoge.
- Quien bien te quiere, te hará llorar.
- Quien busca halla.
- Quien calla otorga.
- Quien con fuego juega se quema.
- Quien con lobos anda, a aullar se enseña.
- Quien con niños se acuesta mojado amanece.
- Quien da pan a perro ajeno pierde pan y pierde perro.
- Quien da primero, da dos veces
- Quien de joven no trabaja de viejo duerme en la paja.
- Quien enferma de locura, no tiene cura.
- Quien esté libre de culpa que tire la primera piedra.
- Quien guarda, halla.
- Quien hace lo que puede no está obligado a más.
- Quien hizo la ley hizo la trampa.
- Quien llega tarde, ni oye misa ni come carne.
- Quien mal anda mal acaba.
- Quien más pone, más pierde.
- Quien más tiene, más quiere.
- Quien mucho abarca poco aprieta.
- Quien mucho duerme, poco aprende.
- Quien nace lechón, muere cochino.
- Quien no barbecha no cosecha.
- Quien no se arriesga, no pasa la mar.
- Quien no siembra no recoge.
- Quien no te conoce que te compre.
- Quien no tenga cabeza, que tenga pies.
- Quien no tiene padrino, no se bautiza.
- Quien paga descansa.
- Quien paga manda.
- Quien tiene boca se equivoca.
- Quien predica en el desierto pierde el sermón.
- Quien roba a un ladrón, tiene cien años de perdón.
- Quien se pica ajos come.
- Quien siembra vientos recoge tempestades.
- Quien tiene un amigo tiene un tesoro.
- Quien todo lo quiere, todo lo pierde.
- Rectificar es de sabios.
- Renovarse o morir.
- Reunión de pastores, oveja muerta.
- Resultó peor el remedio que la enfermedad.
- Salir de Guatemala y entrar en Guatepeor.
- Santa Rita, Rita, lo que se da no se quita.
- Sarna con gusto no pica.
- Se dice el pecado pero no el pecador.
- Se dice el pecado pero no el pecador.
- Si dices las verdades, pierdes las amistades.
- Si hay trato, pueden ser amigos perro y gato.
- Si la envidia fuera tiña, ¡cuántos tiñosos habría!.
- Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña.
- Si no puedes con tu enemigo, únete a él.
- Si no quieres una taza, taza y media.
- Si no te envidia nadie, poco vales.
- Si te mandare tu mujer arrojarte de un tajo, ruega a Dios que sea bajo.
- Siempre sale a hablar quien tiene por qué callar.
- Sobre gustos no hay nada escrito.
- Tal amo, tal criado.
- Tanto tienes, tanto vales.
- Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe.
- Tirar la piedra y esconder la mano.
- Todo se pega menos la hermosura.
- Todo tiene remedio menos la muerte.
- Tras cornudo, apaleado.
- Tripa vacía, corazón sin alegría.
- Un clavo saca otro clavo.
- Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero.
- Una aguja en un pajar, es difícil de encontrar.
- Una cosa es predicar y otra dar trigo.
- Una imagen vale más que mil palabras.
- Una mano lava a la otra, y ambas la cara.
- Una vez te casarás y mil te arrepentirás.
- Unos lo siembran, y otros lo siegan.
- Unos nacen con estrella y otros estrellados.
- Unos por otros, la casa sin barrer.
- Unos tanto y otros tan poco.
- Unos tienen la fama, y otros cardan la lana.
- Uso hace maestro.
- Vemos la paja en el ojo ajeno, y no vemos la viga en el nuestro.
- Vísteme despacio que tengo prisa.
- Zapatero, a tus zapatos.
- Zurrón de mendigo, nunca bien henchido.

 

 

 

 

Refranes españoles

 

 © antonioheras.com 2013