galaxia2

INTRODUCCIÓN ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA

VOLVER A PORTADA

HISTORIA DE LA ASTRONOMÍA

SISTEMA SOLAR INTERNO

SISTEMA SOLAR EXTERNO

EL SOL Y LAS ESTRELLAS

FIN DE LAS ESTRELLAS MASIVAS

LA VÍA LÁCTEA

LAS GALAXIAS

EL UNIVERSO

EL BIG BANG

LOS PLANETAS Y LA VIDA

IMÁGENES ASTRONOMÍA

 

EL SISTEMA SOLAR INTERNO

Venus

 

Venus

Después de Mercurio, llegamos a Venus, a una distancia de cerca de 0,72 unidades astronómicas del Sol (108 millones de kilómetros). Visto desde la tierra, Venus jamás se aleja mucho del Sol, con una separación angular que alcanza como máximo 45 grados.

Venus es uno de los objetos más interesantes a observar, ya que, a causa de su revolución en torno al Sol, el planeta presenta, al igual que la Luna, un ciclo de fases visibles con ayuda de simples prismáticos. Además, cuando su revolución lo trae relativamente cerca de la Tierra, Venus es el objeto más luminoso del cielo después del Sol y la Luna.

Venus es muy semejante a la Tierra desde el punto de vista del tamaño (12.100 kilómetros de diámetro), de la masa y la composición química. La diferencia más aparente concierne a su aspecto exterior. En efecto, contrariamente a nuestro planeta, Venus presenta una atmósfera completamente opaca que nos impide observar su superficie.

Esta barrera fue un obstáculo principal en el estudio del planeta. Así pues, el periodo de rotación quedó desconocido hasta principios de los años sesenta, cuando los astrónomos se sirvieron de un radar para medirlo. Descubrieron entonces que Venus se distingue de otros planetas por una rotación en sentido opuesto del normal y por un período muy largo, de cerca de 243 días terrestres.

Venus comenzó verdaderamente a ser estudiado con la llegada de la era espacial. Fue el primer planeta del sistema solar que fue sobrevolado por una sonda, en este caso Mariner 2, en 1962. Toda una armada de sondas siguió, primero otras misiones americanas Mariner, que sobrevolaron el planeta, luego varias sondas soviéticas Venera y la americana Pioneer Venus Multiprobe, que se sumergieron en la atmósfera y se posaron en la superficie.

Finalmente, llegaron Pioneer Venus Orbiter, otras sondas Venera, así como la misión americana Magallanes, que se ponen en órbita alrededor del planeta y pueden cartografiar su superficie con la ayuda de radares.

La superficie

la topografía de Venus nos fue revelada principalmente por las sondas que se colocaron en órbita en torno al planeta y lo exploraron con ayuda de radares. Fue en primer lugar Pioneer Venus Orbiter, luego varias sondas Venera, y por fin la misión Magallanes que meticulosamente cartografió el 98 por ciento de la superficie del planeta en varios años, con una resolución del orden de 100 metros.

Las sondas revelaron que la superficie de Venus está dominada globalmente por inmensos llanos. Esta monotonía, sin embargo, está rota por dos enormes regiones de altas mesetas del tamaño de un continente, llamadas Aphrodite Terra e Ishtar Terra.

 

venera13-left

 

El suelo de Venus fotografiado por la sonda soviética Venera 13 en 1982. Crédito: NASA / GSFC

 

Los paisajes venusianos por su parte están dominados por formaciones volcánicas. Numerosos volcanes son visibles, en particular Maxwell Montes.

Maxwell Montes es una montaña de la superficie de Venus. Se encuentra en las coordenadas 65° de latitud norte y 6° de longitud este del planeta, en la altiplanicie de Ishtar Terra. Es el punto más alto de Venus, alcanzando casi los 11.000 m sobre el radio medio del planeta. Su base tiene un radio de 6051 kms. La vertiente occidental es muy empinada, mientras que la pendiente oriental desciende suavemente hacia la región de Fortuna Tessera.

También encontramos cúpulas extrañas en forma de crespón, probablemente debidas a una lava muy viscosa, así como numerosos rastros de antiguas corrientes de lava.

Todo parece, de hecho, mostrar que el planeta Venus fue muy activo desde el punto de vista volcánico hasta una época muy reciente, posiblemente apenas 10 millones de años antes de nuestra era. Las sondas no revelaron, sin embargo, ninguna actividad en la actualidad, y tampoco detectaron rastro de una tectónica de las placas como sobre Tierra.

Además de las formaciones volcánicas, la otra característica importante es la presencia de cráteres muy numerosos, todos ellos de diámetro superior a varios kilómetros, prueba de que la atmósfera muy densa ha hecho añicos todos los meteoritos de pequeño tamaño.

Por fin, el aspecto de la superficie ha sido revelado por algunas fotografías tomadas por las sondas Venera que se posaron con suavidad sobre el suelo. Estas imágenes muestran paisajes desérticos y rocosos, apareciendo anaranjados a causa de la atmósfera de Vénus.

 

 

ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA - ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013