galaxia2

INTRODUCCIÓN ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA

VOLVER A PORTADA

HISTORIA DE LA ASTRONOMÍA

SISTEMA SOLAR INTERNO

SISTEMA SOLAR EXTERNO

EL SOL Y LAS ESTRELLAS

FIN DE LAS ESTRELLAS MASIVAS

LA VÍA LÁCTEA

LAS GALAXIAS

EL UNIVERSO

EL BIG BANG

LOS PLANETAS Y LA VIDA

IMÁGENES ASTRONOMÍA

 

EL SISTEMA SOLAR INTERNO

El origen de la Luna

 

El origen de la Luna

El problema del origen de la Luna todavía no ha sido resuelto de modo definitivo. Tres escenarios diferentes dominaron mucho tiempo el debate.

El primer escenario era el de la fisión. Justo después de su formación, la Tierra era una masa líquida en rotación relativamente rápida. A causa de la fuerza centrífuga, nuestro planeta habría eyectado una fracción de su masa que finalmente se habría aglomerado para dar origen a la Luna.

El segundo escenario era el de la creación simultánea: la Tierra y la Luna se habrían formado simultáneamente a partir de la misma fuente de polvo.

Por fin, el tercer escenario era el de la captura, según el cual la Luna se habría formado en una región diferente del sistema solar, pero habría sido capturada en cierto momento por el campo de gravedad de la Tierra.

 

gal_earth_moon

 

El par Tierra-luna visto por la sonda Galileo en 1990 desde una distancia de 6 millones de kilómetros. Crédito: JPL / NASA

Tres escenarios con problemas

De hecho, ninguna de estas antiguas teorías es verdaderamente satisfactoria.

El análisis de las rocas lunares puso de manifiesto que su composición química era diferente de la de las rocas terrestres, en particular en lo que concierne a la proporción de hierro. La Luna no puede, por tanto, estar únicamente formada por materia arrancada de la Tierra, y tampoco pudo simplemente nacer en la misma región que la Tierra.

Además, el primer escenario exige una velocidad de rotación excesivamente grande, y el segundo es incapaz de explicar porqué la Luna posee un núcleo mucho más pequeño que la Tierra.

Por fin, el tercer escenario no es satisfactorio, porque es extremadamente difícil imaginar cómo la Tierra habría podido capturar un objeto tan masivo como la Luna y traerlo a una órbita estable.

Además, el análisis de la proporción de diferentes núcleos atómicos muestra una similitud muy fuerte entre la Tierra y la Luna, lo que es muy difícil de explicarse si los dos cuerpos se crearon independientemente.

Una colisión

Varios planetólogos propusieron así, en 1975, el cuarto escenario más complicado del origen de la Luna. Según ellos, muy pronto en la historia del sistema solar, una colisión se habría producido entre la Tierra y otro objeto del tamaño de Marte. Esta colisión habría provocado la eyección de una cantidad enorme de materia que se habría aglomerado para dar origen a la Luna.

Esta última teoría puede explicar todas las diferencias o similitudes entre la Tierra y la Luna, y es, pues, la teoría mejor aceptada hoy.

En la época del impacto, la mayor parte del hierro de la Tierra ya se había reunido en el núcleo. La materia eyectada provenía principalmente del manto, más pobre en hierro, lo que explica que la Luna contiene una proporción baja de este elemento.

La similitud en la proporción de diferentes núcleos atómicos es debida al hecho de que ambos cuerpos tienen un origen común.

Por fin, la naturaleza muy aleatoria de un impacto explica por qué la Tierra es el único planeta del sistema solar interno que posee un satélite tan grande.

 

 

ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA - ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013