galaxia2

INTRODUCCIÓN ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA

VOLVER A PORTADA

HISTORIA DE LA ASTRONOMÍA

SISTEMA SOLAR INTERNO

SISTEMA SOLAR EXTERNO

EL SOL Y LAS ESTRELLAS

FIN DE LAS ESTRELLAS MASIVAS

LA VÍA LÁCTEA

LAS GALAXIAS

EL UNIVERSO

EL BIG BANG

LOS PLANETAS Y LA VIDA

IMÁGENES ASTRONOMÍA

 

EL SISTEMA SOLAR INTERNO

Curiosity

 

Curiosity

La misión Mars Science Laboratory

 

La Mars Science Laboratory (abreviada MSL), conocida como Curiosity, del inglés 'curiosidad', es una misión espacial que incluye un astromóvil de exploración marciana dirigida por la NASA. Programada en un principio para ser lanzada el 8 de octubre de 2009, fue finalmente lanzada el 26 de noviembre de 2011, y aterrizó en Marte exitosamente en el cráter Gale el 6 de agosto de 2012.

La misión se centra en situar sobre la superficie marciana un vehículo explorador (tipo rover). Este vehículo lleva instrumentos científicos más avanzados que los de las otras misiones anteriores dirigidas a Marte. Una vez en el planeta, el rover tomó fotos para mostrar que aterrizó con éxito. En el transcurso de su misión tomará docenas de muestras de suelo y polvo rocoso marciano para su análisis. La duración prevista de la misión es de 1 año marciano (1,88 años terrestres). Con un radio de exploración mayor que los de los vehículos enviados anteriormente, investigará la capacidad pasada y presente de Marte para alojar vida.

 

Una vista de artista de la llegada sobre Marte del módulo de aterrizaje que transporta el rover Curiosity. Crédito: NASA/JPL-Caltech

 

 

Un autoretrato del rover Curiosity sobre Marte a finales de 2012. Se trata de un mosaico de imágenes tomadas por la cámara MAHLI colocada en la extremidad del brazo robótico del rover. En la parte trasera del plano, se perciben la base del Monte Sharp a la derecha y el borde norte del cráter Gale a la izquierda. Esta clase de imagen permite a los ingenieros de la NASA supervisar el estado general del rover, y en particular la acumulación de polvo marciano sobre sus distintos elementos. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS

 

Mars Science Laboratory es la misión robótica más ambiciosa de la NASA, y ya ha costado 2.5 mil millones de dólares. El rover Curiosity es un verdadero laboratorio de análisis: 900 kilogramos, de los cuales 80 kilogramos para diez instrumentos científicos, tres metros de longitud, 2,7 metros de ancho, 2,1 metros de alto. El rover podrá desplazarse gracias a seis ruedas y a un generador de energía nuclear de plutonio, lo que le dará más autonomía que los paneles solares de otras misiones.

Curiosity dispone de un brazo teledirigido de 2.1 metros de longitud que le permitirá analizar el suelo y las rocas a los alrededores, y también perforar y recoger muestras para los otros instrumentos. Posee un mástil con una cámara color estéreo y alta definición, así como un láser capaz de vaporizar la superficie del suelo hasta una distancia de siete metros. Podrá así hacer un análisis espectroscópico a distancia y elegir los mejores objetivos. El rover contiene otros numerosos instrumentos como cámara microscópica, espectrómetro de rayos X, detector de neutrones, detector de radiación, estación meteorológica, espectrómetro de masa, cromatografía, en fin, una verdadera maravilla.

Curiosity sobre Marte

El objetivo de Mars Science Laboratory es el cráter Gale, una formación de 154 kilómetros de diámetro con un pico central de cinco kilómetros de altura, cerca de la región volcánica Elysium Planitia. Las sondas espaciales en órbita en torno a Marte han revelado en este cráter indicios de una presencia de agua bajo forma líquida hace dos mil millones de años y formaciones de origen probablemente sedimentario.

La llegada sobre Marte está prevista para agosto de 2012, después de un viaje de ocho meses y medio. El rover es demasiado pesado para utilizar el método de los airbags de las misiones Spirit y Opportunity. Una técnica mucho más compleja y precisa es, pues, necesaria. El frenado comenzará con los medios habituales, escudo térmico hasta siete kilómetros de altitud, luego paracaídas hasta una altitud de dos mil de metros. En ese momento, un módulo de aterrizaje colocado sobre el rover como una grúa volante va a encender retrocohetes para ralentizar la caída del conjunto. Descenderá aún hasta una decena de metros del suelo antes de estabilizarse y depositar lentamente el rover, desplegadas las ruedas, con ayuda de un torno. Una maniobra compleja y espectacular sobre otro planeta, a la que deseamos pleno éxito.

Los primeros días en Marte

Mientras que el rover Curiosity está poniendo al día sus programas informáticos para pasar de la fase de aterrizaje sobre Marte a la fase de exploración de su superficie, volvamos de nuevo sobre algunas de las fantásticas imágenes de su primera semana sobre el planeta rojo.

 

El cráter Gale

 

El cráter Gale, destino del rover Curiosity. Una pequeña elipse arriba a la izquierda indica la región donde Curiosity aterrizó. El cráter Gale tiene un diámetro de 154 kilómetros y se creó en el transcurso de un impacto hace más de tres mil millones de años. En el centro, se percibe el Monte Sharp, con una altitud de 5,5 kilómetros con relación al fondo del cráter, el destino del rover cuando comience su misión en el suelo. Esta imagen está compuesta por datos recogidos por las sondas Mars Express, Mars Reconnaissance Orbiter y Viking Orbiter. Crédito: NASA/JPL-Caltech/ESA/DLR/FU Berlin/MSSS

 

Curiosity desde Mars Reconnaissance Orbiter

 

Una visión global de todos los elementos de la misión después de su aterrizaje: en el centro el rover; a la derecha el escudo térmico, aproximadamente a 1200 metros; arriba a la izquierda la grúa aerotransportada, a 650 metros; abajo a la izquierda el escudo trasero y el paracaídas supersónico, a 615 metros. La imagen fue tomada por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizona

 

La pared norte del cráter Gale

 

La pared norte del cráter Gale fotografiada el 8 de agosto por una de las cámaras del mástil de Curiosity, a una distancia de aproximadamente 18 kilómetros. Se percibe una red de valles probablemente formados gracias a la erosión por el agua. La misión de Curiosity se concentra hacia el Sur, pues el rover no irá a explorar estos valles. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS

 

Las primeras capas sedimentarias del Monte Sharp

 

Una imagen tomada por una de las cámaras del mástil de Curiosity hacia el Sur, en la dirección del Monte Sharp. Los colores se alteraron para dar a las rocas el aspecto que tendrían bajo una luz terrestre. Se percibe en primer plano una superficie cubierta con pequeñas rocas, luego un campo de dunas oscuras, y a lo lejos las primeras capas sedimentarias del Monte Sharp. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS

 

Curiosity listo para su misión científica

 

Después de numerosas pruebas de sus instrumentos y su conducción, el rover Curiosity está finalmente dispuesto a comenzar su exploración científica de Marte. Su primer destino es un punto llamado Glenelg, donde se encuentran tres zonas geológicas diferentes, situado a 400 metros del lugar de aterrizaje.

 

Las primeras capas geológicas del Monte Sharp

 

El suelo cerca de Curiosity y las primeras capas geológicas del Monte Sharp, por la cámara de 100 milímetros del instrumento MastCam, el 23 de agosto. Las distancias en distintos puntos de la imagen están indicadas y se han calculado a partir de datos de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter. Después de 230 metros, se observa una depresión; luego, a algunos kilómetros, el borde de un cráter de impacto y sus grandes rocas (en medio de la imagen). Más lejos aparecen dunas oscuras; después, las primeras capas rocosas del Monte Sharp. La pequeña colina a 9,3 kilómetros del rover tiene una altura de cerca de 100 metros y una base de cerca de 300 metros. Los colores se modificaron para mostrar el paisaje tal como aparecería bajo condiciones de luz terrestres. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS

 

Curiosity fotografiado por Mars Reconnaissance Orbiter

 

Los rastros de los primeros desplazamientos de Curiosity fotografiados por la cámara HiRISE de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter. Los colores se han manipulado para evidenciar mejor los detalles de la superficie. Los rastros del rover son bien visibles, ya que sus ruedas remueven el polvo del suelo desplazándose y revelan una capa más oscura. Los rastros que parecen azules en torno al inicio de Curiosity se deben al polvo desplazado por los retrocohetes de la grúa aerotransportada durante el aterrizaje. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizona.

 

Curiosity observa rastros de un curso de agua sobre Marte

 

Dos afloraciones rocosas observadas por Curiosity

 

La NASA anunció el jueves 27 de septiembre que su rover Curiosity encontró sus primeras pruebas de un flujo pasado de agua líquida en el cráter Gale sobre Marte. Otras sondas y robots ya pusieron de manifiesto que el agua había existido bajo forma líquida en un pasado lejano, pero es la primera vez que observamos rocas claramente formadas a partir de gravas transportadas por un curso de agua.

Este resultado procede del análisis de dos afloramientos rocosos observados por Curiosity: Hottah y Link. Un afloramiento es un lugar donde las rocas del subsuelo son visibles, ya que no estan recubiertas por el suelo. Los afloramientos observados por Curiosity son conglomerados, es decir, rocas compuestas de gravas unidas entre sí gracias a un cemento natural.

 

Una imagen del afloramiento Hootah tomado por Curiosity el 14 de septiembre. Hottah es el nombre de un lago en los Territorios del Noroeste en Canadá. El afloramiento se presenta roto y en un ángulo bastante elevado, probablemente el resultado del impacto de un meteorito en los alrededores. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS

 

La forma y el tamaño de las gravas

 

El elemento esencial en el anuncio de la NASA es el análisis de la forma y el tamaño de estas gravas. Son visibles formas angulares, pero también muchas piedras redondas, lo que indica que las gravas se transportaron antes de formar rocas. La gama de medidas es muy extensa, algunas de estas gravas tienen varios centímetros de diámetro; son, por lo tanto, demasiado grandes para haber podido ser desplazadas por el viento; fueron, pues, transportadas por agua bajo forma líquida.

Según el análisis de la NASA, el curso de agua podía tener una profundidad de algunas decenas de centímetros y una velocidad de flujo de alrededor de un metro por segundo. Este curso de agua se originaba en los bordes del cráter Gale, no en el Monte Sharp que se encuentra en el centro de este último. El rover Curiosity va, pues, a proseguir su ruta hacia el centro, donde son mayores las posibilidades de encontrar rastros de un antiguo entorno capaz de producir vida.

 

Una imagen del afloramiento Link tomada el 2 de septiembre. Link es igualmente el nombre de un lago y de una formación rocosa en los Territorios del Noroeste. Las gravas visibles a la izquierda en un principio debían formar parte del afloramiento, pero la erosión las hizo recaer sobre el suelo. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS

 

Curiosity halla indicios de agua salada líquida en Marte

 

El instrumento REMS (Rover Environmental Monitoring Station) de Curiosity incluye sensores de temperatura y humedad montados en el mástil del vehículo robótico. En la imagen puede verse uno de los sensores del instrumento que sale en perpendicular y hacia la izquierda del mástil. Créditos de imagen: NASA/JPL-Caltech/MSSS

 

Los percloratos del suelo de Marte identificados por Curisosity, y previamente por la misión Phoenix, también de NASA, tienen la propiedad de absorber el vapor de agua de la atmósfera y bajar el punto de congelación del agua. Este ha sido propuesto durante años como un mecanismo para explicar la posible existencia de agua líquida muy salada (salmuera) de forma transitoria en las latitudes altas de Marte en el presente, a pesar de las condiciones frías y secas del Planeta Rojo.

Curiosity, por medio del instrumento REMS, ha obtenido datos de la humedad relativa y la temperatura cerca de la superficie durante todo un año marciano (687 días terrestres). También se han obtenido datos del instrumento DAN para conocer la hidratación del subsuelo, y de SAM para medir la cantidad de vapor de agua en la atmósfera. Todas estos datos juntos indican que las condiciones de la zona cercana al ecuador en la que se encuentra Curiosity son favorables para que se formen pequeñas cantidades de salmuera algunas noches a lo largo del año, evaporándose de nuevo después del amanecer. Las condiciones serían incluso más favorables a latitudes mayores, donde las temperaturas son más frías y habría más vapor de agua. Es necesario destacar que Curiosity no ha detectado explícitamente esas salmueras, sino que los datos obtenidos hacen posible que se pueda formar.

“El agua líquida es un requisito para la vida tal y como la conocemos, y un objetivo para las misiones de exploración de Marte”, declaró Javier Martin-Torres, investigador del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (CSIC-Universidad de Granada) y autor de un artículo publicado en la revista Nature Geoscience. Este artículo científico defiende que las condiciones ambientales medidas por Curiosity en el cráter Gale son favorables para la formación de agua líquida transitoria en forma de salmueras, concretamente en los primeros 5 centímetros del suelo y, sobre todo, durante las noches del invierno.

 

 

ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA - ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013