galaxia2

INTRODUCCIÓN ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA

VOLVER A PORTADA

HISTORIA DE LA ASTRONOMÍA

SISTEMA SOLAR INTERNO

SISTEMA SOLAR EXTERNO

EL SOL Y LAS ESTRELLAS

FIN DE LAS ESTRELLAS MASIVAS

LA VÍA LÁCTEA

LAS GALAXIAS

EL UNIVERSO

EL BIG BANG

LOS PLANETAS Y LA VIDA

IMÁGENES ASTRONOMÍA

 

EL SISTEMA SOLAR EXTERNO

Titán

 

El cinturón de asteroides
Los asteroides
Los meteoroides

Júpiter
Júpiter
Los satélites de Júpiter

Saturno
Saturno
Titán
Encélado
Los satélites de Saturno

Los confines del sistema solar
Urano
Neptuno
Plutón y los planetas enanos externos
Los cometas
El cinturón de Kuiper y la nube de Oort

 

 

 

 Saturn_during_Equinox

Saturno. Fotos desde Cassini durante el equinoccio en 2008

 

Solar_sys

El Sistema Solar y las órbitas de sus planetas

Titán

El satélite más grande de Saturno, Titán, fue descubierto por el astrónomo holandés Christiaan Huygens en 1655.

Su diámetro es de 5150 kilómetros, lo que lo hace el segundo satélite más grande del sistema solar, justo después de Ganímedes, y lo coloca incluso delante de Mercurio y Plutón.

Su revolución alrededor de Saturno y su rotación tienen un período idéntico, de un valor de 15 días y 23 horas terrestres. Titán presenta, así pues, siempre la misma cara a Saturno, como nuestra propia Luna.

 

titanhaze

 

Una imagen de Titán tomada por la sonda Cassini en julio de 2004. El satélite presenta su aspecto familiar anaranjado en luz visible, pero se utilizó también un filtro ultravioleta para evidenciar finas capas de bruma estratosférica (aquí en púrpura). Crédito: NASA/JPL/Space Science Institute

Las primeras imágenes cercanas de Titán fueron obtenidas por la sonda Voyager 1 en 1980. Revelaron una atmósfera anaranjada, uniforme e impenetrable, debido a capas estratosféricas opacas a la luz visible.

El análisis espectral mostró que esta atmósfera está principalmente formada por nitrógeno (como la Tierra), con algunos porcentajes de metano y argón. Se encuentran también rastros de otros compuestos como, por ejemplo, el etano, el cianuro de hidrógeno o el monóxido de carbono, en forma de gas o aerosoles (de minúsculas partículas sólidas).

Estos compuestos probablemente se forman a partir del metano de la alta atmósfera, y podrían dar lugar a nieblas espesas y a precipitaciones.

Tengamos en cuenta aún, que la superficie de Titán presenta una temperatura de -178 grados Celsius, y una presión de 1,5 bares.

 

titanfalsecolor

 

Una vista de Titán en colores falsos construida a partir de imágenes tomadas por Cassini en abril de 2005 en luz visible e infrarroja. El verde representa regiones donde Cassini es capaz de observar la superficie misma, el azul muestra la alta atmósfera y el rojo indica regiones estratosféricas donde el metano absorbe la luz del Sol. Crédito: NASA/JPL/Space Science Institute

Es posible estudiar la superficie de Titán observándolo en ciertas longitudes de onda del campo del infrarrojo donde la atmósfera es transparente. Es por este método que el telescopio espacial pudo obtener las primeras imágenes en 1994, y poner de relieve una región brillante de un tamaño de cerca de 4000 kilómetros llamada Xanadu.

 

titancoast

 

Una vista de la superficie de Titán tomada en mayo de 2007 por la sonda Cassini con la ayuda de su radar. La parte sombría es una extensión líquida y profunda de varias decenas de metros, y probablemente compuesta por metano y etano. El resto de la imagen presenta todas las características de una región costera, con ríos, bahías e islas. Crédito: NASA / JPL.

Pero es, por supuesto, con la llegada de la sonda Cassini en 2004 que comenzó un estudio detenido. Sobrevuelo tras sobrevuelo, la sonda está construyendo una imagen cada vez más precisa de la superficie de Titán. Confirmó así la existencia de una región más brillante, pero también reveló las nuevas estructuras, en particular estrías de origen desconocido.

 

titandescent

 

La superficie de Titán vista por el aterrizador Huygens en varias etapas de su bajada hacia la superficie del satélite. De arriba a abajo, la altitud es de 150, 30 y 8 kilómetros, luego 1500 y 300 metros. De izquierda a derecha, la vista está hacia el oeste, el norte, el este y el sur. Crédito: ESA / NASA / JPL / UNIVERSITY of Arizona

El otro medio de estudiar la superficie de Titán es posarse allí. Es la hazaña realizada el 14 de enero de 2005 por la sonda Huygens del ESA, después de un largo viaje de siete años en compañía de Cassini.

En el momento de su llegada, Huygens descubrió paisajes extraordinarios, modelados por el metano, que juega sobre Titán un papel equivalente al del agua sobre Tierra.

Las imágenes de la sonda pusieron de relieve zonas oscuras bajas, posiblemente lagos desecados, y regiones de mesetas más claras, recorridas por canales de drenaje. El contacto directo con el suelo, por su parte, reveló un material de la consistencia de la arena, cubierto por una fina corteza más dura.

 

titansurface

 

La superficie de Titán fotografiada por la sonda Huygens de la agencia espacial europea el 14 de enero de 2005. Para darse una idea de la orden de magnitud, el objeto llano bajo el centro de la imagen y un poco a la izquierda está situado a 85 centímetros y tiene un diámetro de 15 centímetros. La superficie está compuesta de una mezcla de hielo de agua y de hidrocarburos. También observamos rastros de erosión que podrían explicarse por derrames de líquidos. Crédito: NASA / JPL / UNIVERSITY of Arizona

 

 

ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA - ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013