El templo de Dalai Lama en el monasterio de Erdene Zuu. Kharkhorin, provincia de Övörkhangai, Mongolia. / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / © Hons084 / Fuente

VOLVER A PATRIMONIO

A. Heras

 

Categoría de los bienes

culturales Bienes culturales naturales Bienes naturales mixtos Bienes mixtos

Sitios en peligro

culturales_peligro Bienes culturales naturales_peligro Bienes naturales mixtos_peligro Bienes mixtos

 

Italia

 

Zona arqueológica y basílica patriarcal de Aquilea (1998)

 

 

© Alecobbe / Términos de derechos de uso : Dominio público / Fuente

(Sepulcro romano)

 

 

© Alecobbe / Términos de derechos de uso : Dominio público / Fuente

(Foro romano)

 

 

© Zavijavah / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(La basílica patriarcal de Aquilea)

 

 

© Giovanni Dall'Orto / Términos de derechos de uso : / Fuente

(Aquilea, la Basílica patriarcal. En la planta se observa el importantísimo ciclo de los primeros mosaicos paleocristianos)

 

Aquilea (Aquilèa en el dialecto local (friulano goriziano), Aquileia en italiano, Acuilee o Aquilee en friulano, Oglej en esloveno) es un municipio italiano de 3.487 habitantes en la provincia de Udine (UD). Se trata de una antigua ciudad romana, en el mar Adriático al borde de las lagunas, alrededor de 10 kilómetros tierra adentro, sobre el río Natiso (modernamente, Natisone), cuyo curso ha cambiado algo desde los tiempos de los romanos.

Lugares de interés

Basílica
A pesar de las distintas intervenciones posteriores, la Basílica de Aquilea mantiene las formas del siglo XI. Tiene el techo plano, y fue construida por el patriarca Poppo en 1031 en el lugar de una iglesia precedente, y reconstruida alrededor de 1379 en estilo gótico por el patriarca Marquad.

La primera parte fue edificada en el año 313, con posterioridad al edicto de Milán, por decisión del obispo Teodoro. Estaba constituida por dos aulas paralelas, conectadas por otra transversal. Entre 1021 y 1031 se realizó una reconstrucción casi total, por decisión del patriarca Poppo, y se edificó el campanario aislado, de 73 metros de alto, que constituyó el prototipo para las construcciones friulanas y de Istria. Después del terremoto de 1348, la Basílica volvió a ser restaurada, adquiriendo intervenciones en estilo gótico entre 1350 y 1381. Finalmente, acoge añadidos de carácter renacentista, sobre todo en lo que se refiere a las decoraciones de la zona del presbiterio, en el periodo de dominación veneciana.

La fachada, en estilo románico-gótico, está conectada por un pórtico con la Iglesia de los Paganos, y los restos del baptisterio del siglo V.

El interior tiene planta de cruz latina, con tres naves y el presbiterio realzado. Destaca un extraordinario pavimento de mosaico proveniente de principios del siglo IV, con escenas del Antiguo Testamento, que es particularmente interesante porque, si en la pintura contemporánea de las catacumbas de Roma se empezaba a asistir a una simplificación del estilo utilizado, para lograr una mayor inmediatez en la representación y un marcado simbolismo, en Aquilea se nota aún un estilo naturalístico de matriz helenística, si bien plenamente adecuado ya a la nueva simbología cristiana. Si nota aquí el «pez», ictus en griego, acrónimo de Iesus Cristos Teu Uios Soter" (Jesucristo salvador hijo de Dios), las historias de Jonás, ejemplo del Antiguo Testamento alusivo a la muerte y la resurrección en tres días, así como el buen pastor, entre otros.

Los mosaicos, en un estado de conservación excepcional sea por la amplitud, sea por el acabado de las escenas e interés iconográfico, se encuentra en la antigua basílica de Aquilea, aquella llamada de los «bautizados», pues en Aquilea existió una segunda iglesia, junto a la primera, para los catecúmenos, esto es, de aquellos que aún no habían recibido el bautismo, según las costumbres de entonces de bautizarse sólo al llegar a la edad adulta, que entonces eran la mayoría de los fieles.

El techo de madera es de 1526, mientras que la decoración al fresco pertenece a varias épocas: desde el siglo IV en la capilla de San Pedro en la zona del ábside; del siglo XI en el propio ábside; del siglo XII en la llamada «Cripta de los Frescos», por debajo del presbiterio, con un ciclo representando los orígenes de la cristiandad en Aquilea y la historia de san Hermágoras, primer obispo de la ciudad.

Al principio de la nave izquierda, se puede acceder a la Cripta degli Scavi donde son visibles los restos de la basílica paleocristiana. Junto al santo sepulcro románico del siglo XI, al principio del pasillo de la izquierda, se distinguen partes de diferentes épocas: la inferior es de una villa romana de la época de Augusto; la del medio tiene un típico pavimento de cocciopesto; la superior, oscurecida por el fuego de Atila, tiene decoraciones geométricas.

Externamente, detrás del campanario del siglo IX y el ábside, está el Cementerio de los caídos, donde están enterrados diez soldados desconocidos de la primera guerra mundial.

Restos antiguos
Los edificios antiguos de Aquilea sirvieron como cantera de piedra durante siglos, y no quedan en pie edificios del periodo romano. Las excavaciones han revelado una calle y el ángulo noroeste de las murallas de la ciudad, mientras que el Museo Arqueológico Nacional (uno de los museos más importantes de Roma Antigua en el mundo) contiene cerca de 2.000 inscripciones, estatuas y otras antigüedades, así como vidrio de producción local y una colección numismática.

El lugar de Aquilea, que se cree que es la más grande ciudad romana que queda por excavar, está inscrita en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

 

Fuente : http://es.wikipedia.org/wiki/Aquilea_(UD)

 

 

zz

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

 

24

ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013