El templo de Dalai Lama en el monasterio de Erdene Zuu. Kharkhorin, provincia de Övörkhangai, Mongolia. / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / © Hons084 / Fuente

VOLVER A PATRIMONIO

A. Heras

 

Categoría de los bienes

culturales Bienes culturales naturales Bienes naturales mixtos Bienes mixtos

Sitios en peligro

culturales_peligro Bienes culturales naturales_peligro Bienes naturales mixtos_peligro Bienes mixtos

 

Italia

 

Arte rupestre de Val Camónica (1979)

 

 

© Luca Giarelli / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(R. 2-3. Camunian Rose (marcados). Loc. Carpene, Sellero, Val Camonica, Italia)

 

Las incisiones rupestres de la Val Camonica son un conjunto de cerca de 300.000 petroglifos sobre roca arenisca de grano muy fino que constituyen la colección más amplia de arte rupestre de toda Europa.

Representan un testimonio extraordinario de la civilización de los habitantes de la Valcamonica desde el Paleolítico Superior hasta la XIX secolo.[1] Su importancia se debe al hecho de que representa el testimonio de 10000 años de historia, 8000 de los cuales precedentes al surgimiento de Roma, permitiendo de reconstruir históricamente un largo camino de acontecimientos en una sociedad humana pre-literaria, a través de los eventos descritos por su arte. El Val Camonica (el nombre procede de sus primitivos habitantes, los Camunni - hodie Camunes), es un valle lombardo de los Alpes centrales, al norte del lago de Iseo.

Las incisiones se extienden por un área muy extensa que abarca los municipios de Pisogne, Darfo Boario Terme, Breno, Capo di Ponte, Esine, Ossimo, Borno, Ceto, Cimbergo, Paspardo, Sonico, Piancogno, Cerveno, Sellero, Paisco Loveno, Malonno y Berzo Demo.

En el año 1979 fueron el primer sitio italiano en ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Historia de los hallazgos
El primer estudio científico de las rocas incisas es del 1909, año en el cual se publicó en la revista mensual Touring Club Italiano un artículo acerca de los “Massi di Cemmo” edito por Gualtiero Laeng.

Sucesivamente las búsquedas vinieron llevadas a cabo de vez en cuando por distintos estudiosos aunque hay que recordar la presencia del Ahnenerbe nazista en el año 1937.

Después de la segunda guerra mundial las incisiones rupestres de la Valcamonica impusieron sus grande importancia gracias a los estudios llevados a cabo por Emmanuel Anati que también fundó el Centro Camuno di Studi Preistorici en el 1964.

Sobre todo gracias a sus trabajos estas obras fueron el primer sitio italiano a ser nominado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO.

Grandísimas importancia a nivel nacional obtuvo también gracias a una exposición realizada en Milan en el 1982 que llevo flujos turísticos en el valle por más de 300000 personas.

Desde entonces la exploración, la catalogación y el estudio de las rocas se extendieron progresivamente gracias a los campus arqueológicos que se tienen todos los años y que siguen descubriendo centenares de nuevos signos (200 solo en el 2007).

Según unas valutaciones del Centro Camuno di Studi Preistorici se supone que se hayan descubierto solo el 80% de las figuras existentes.

Los petroglifos
Las incisiones rupestres de Valcamonica se presentan como imágenes que el hombre ha grabado en la roca. Las superficies grabadas se encuentran al aire libre y algunas de ellas tienen una extensión superior a los cincuenta metros cuadrados y contienen más de mil figuras. Ciertas rocas grabadas afloran en la superficie mientras que otras fueron descubiertas durante las excavaciones.

Epipaleolítico (estilo protocamúnico)
Las figuras más antiguas, de finales del Paleolítico, datan de hace 10.000 años aproximadamente y representan animales de grandes dimensiones, como ciervos y alces de evidente estilo sub-naturalista. Son escasas en número se encuentran principalmente en el Parque arqueológico comunal de Luine situado en el término municipal de Darfo Boario Terme Estas primeras manifestaciones artísticas se parecen a las de otras poblaciones de Europa mostrando estilos, conceptos y manifestaciones similares, esto hace pensar que tuvieran vínculos y tradiciones comunes. Esa larga temporada viene comúnmente clasificada como estilo protocamúnico.

Neolítico (periodo Camuno I y II)
Las figuras de finales del Neolítico son más abundantes. Coincidiendo con la aparición de la agricultura (hacia la mitad del cuarto milenio adC), se trata de representaciones esquemáticas de campos cultivados.

Edad del Cobre (periodo Camuno III A)
En la Edad del Cobre (tercer milenio adC), aparecen estatuas-estelas y composiciones monumentales: figuras humanas, puñales, escenas agrícolas, ciervos... de probable función ritual.

Edad del Bronce (periodo Camuno III B-C)
Las figuras de la Edad del Bronce antigua y media representan generalmente armas. Hacia el final de la Edad del Bronce (mediados del segundo milenio adC) aparecen figuras humanas esquemáticas.

Edad del Hierro (periodo Camuno IV A-F)
En la Edad del Hierro (primer milenio adC) hay una explosión del arte rupestre: el 80% de las figuras catalogadas pertenece a este período. Aumenta también el número de temas y aparecen por primera vez el movimiento y las escenas de carácter narrativo: guerreros, duelos, caballeros, cazadores, púgiles, ciervos, perros, ojos, aves acuáticas, la rosa camuna, etc.

La llegada de los romanos, en 16 a. C., marca el final de la civilización camuna, aunque se conocen algunos petroglifos que datan de la Edad Media.

Parque
Existen diversas estructuras científicas y turísticas que acogen y protegen este patrimonio:

 

 

Fuente : http://es.wikipedia.org/wiki/Arte_rupestre_de_Val_Camonica

 

 

zz

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

 

24

ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013