El templo de Dalai Lama en el monasterio de Erdene Zuu. Kharkhorin, provincia de Övörkhangai, Mongolia. / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / © Hons084 / Fuente

VOLVER A PATRIMONIO

A. Heras

 

Categoría de los bienes

culturales Bienes culturales naturales Bienes naturales mixtos Bienes mixtos

Sitios en peligro

culturales_peligro Bienes culturales naturales_peligro Bienes naturales mixtos_peligro Bienes mixtos

 

España

 

Catedral, alcázar y Archivo de Indias de Sevilla (1987)

 

 

© jeny / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Catedral de Sevilla)

 

 

© Daniel Csorfoly / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Catedral desde la Plaza del Triunfo)

 

 

© José Luis Filpo Cabana / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Trascoro. Primer tercio del siglo XVII)

 

 

© Anual / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Detalle de las bóvedas de la nave principal de la catedral de Sevilla)

 

La Catedral de Santa María de la Sede de Sevilla es la catedral gótica más grande del mundo y el tercer templo cristiano en cuanto a tamaño tras la Basílica de San Pedro del Vaticano en Roma y la Basílica de Nuestra Señora Aparecida en Brasil. En 1987 fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

El Cabildo Metropolitano ha sido el custodio durante los siete siglos de la historia de la catedral. Para ello mantiene la liturgia diaria, la celebración de las festividades del Corpus y de la Inmaculada y atiende la devoción a la Virgen de los Reyes. También en este templo se encuentra el cuerpo de San Fernando Rey, patrón de la ciudad.

En 2008, la investigadora de la Universidad de Cantabria Begoña Alonso Ruiz encontró el plano más antiguo de la Catedral en el Monasterio de Bidaurreta de Oñate (Guipúzcoa). Este plano, una vez estudiado, ha aportado importantes datos sobre la construcción del edificio, por ejemplo la intención de los primitivos diseñadores de demoler La Giralda, idea que afortunadamente se desechó.

Su construcción se inició en 1401, sobre el solar que quedó tras la demolición de la antigua Mezquita Aljama de Sevilla. De esta época gótica es la mayoría de su edificación, aunque posteriormente se fueron añadiendo anexos, capillas y retablos que muestran los diferentes estilos propios de cada siglo.

Fases de su construcción:

Almohade (1172-1248)
Durante la administración musulmana el califa almohade Abu Yacub Jusuf ordenó la construcción de una gran mezquita en Sevilla en los terrenos que actualmente ocupa la Catedral.

Los trabajos se prolongaron entre abril de 1172 y marzo de 1198, aunque se inauguró el 30 de abril de 1182.

La dirección de las obras fue encargada al prestigioso arquitecto de origen andalusí Ahmad Ben Baso, el mismo que edificó los palacios de la Buhayra en Sevilla, el cual construyó un hermoso edificio de planta rectangular de 113 x 135 metros y con una superficie de más 15.000 m². Poseía 17 naves adornadas con arcos de herradura y un amplio patio que aún se conserva con el nombre de Patio de los Naranjos. La actual puerta del Perdón daba acceso al recinto.

Mudéjar (1248-1401)
Tras la conquista de la ciudad por los cristianos el 23 de noviembre de 1248, la mezquita mayor pasó a ser catedral de la archidiócesis con pequeños cambios, como el añadido de una Capilla Real donde se enterraron diferentes monarcas y familiares, entre ellos Alfonso X, Fernando III y Beatriz de Suabia. Esta etapa, que corresponde al uso cristiano de un edificio musulmán, comenzó a cerrarse a fines del siglo XIV cuando, con el pretexto del estado ruinoso de la antigua mezquita, se pensó derribarla para construir una catedral de formas cristianas.

Gótica (1401-1528)
El cabildo de la Catedral decidió el 8 de julio de 1401 construir un nuevo templo, pues la antigua mezquita almohade se encontraba mal conservada después del terremoto ocurrido en 1356 que la afectó gravemente. Según la tradición oral sevillana la decisión de los canónigos habría sido: "Hagamos una Iglesia tan hermosa y tan grandiosa que los que la vieren labrada nos tengan por locos" y según el acta capitular de aquel día la nueva obra debía ser "una tal y tan buena, que no haya otra su igual". Los trabajos comenzaron en 1402 y se prolongaron en esta fase hasta 1506. Se cree que el primitivo proyecto de la obra se debió al maestro Alonso Martínez. A continuación Pedro Dancart, probablemente de origen holandés, firmó un contrato con el cabildo para su continuación. En 1439 el maestro francés Carlín (Charles Gauter de Rúan) se hizo cargo del proyecto con un salario de 1.000 maravedies anuales, creyéndose que estuvo hasta su muerte, hacia 1448. Entre 1498 y 1512 ejerció el cargo de "Maestro Mayor" Alonso Rodríguez.

El resultado final fue un grandioso templo gótico, de dimensiones superlativas, muy austero y riguroso, construido en un tiempo relativamente corto y que se consagró, aunque con algunas obras por terminar, en 1507, sin que se introdujeran cambios significativos en el plan original.

Cuatro años después, el 28 de diciembre de 1511, falló uno de los enormes pilares y se produjo un derrumbe que afectó a la bóveda central que cubría el crucero, todo al parecer causado por el peso excesivo de la estructura. Se destituyó a Alonso Rodríguez y, tras un detenido estudio de las posibles soluciones, el arquitecto Juan Gil de Hontañón, siguiendo el marco estilístico inicial, diseñó una nueva cúpula que se completó en el año 1519.

Renacentista (1528-1593)
Corresponde al periodo iniciado en 1528, en que se construyeron una serie de dependencias anexas al templo gótico, como la Sacristía Mayor, la Sala Capitular y la Capilla Real y se terminaron otras como la Sacristía de los Cálices y las Capillas de los Alabastros. En estas obras intervinieron los arquitectos Diego de Riaño, Martín de Gainza y Asensio de Maeda. También en esta etapa Hernán Ruiz edificó el último cuerpo de la Giralda. La catedral y sus dependencias quedaron terminadas en 1593.

Barroca (1618-1758)
En este periodo se construyó la Iglesia del Sagrario (1618-1663); se trata en realidad de una iglesia independiente de la catedral, aunque se encuentra anexa a la misma y se comunica con ella. A este edificio le acompañaron en el mismo estilo una serie de pequeños agregados en el frente de Poniente.

Académica (1758-1823)
Son obras neoclásicas, realizadas a partir de la propia cultura local o por imposición de la academia madrileña; además de interesantes muebles, se refieren sobre todo al "Muro", conjunto de las dependencias del ángulo suroeste del edificio; entonces, acabada la gran manzana, se inició precozmente el proceso que condujo a su actual "monumentalización", iniciada con la eliminación, entre 1762 y 1797, de los edificios que la unían al caserío inmediato. Los arquitectos fueron Manuel Núñez y Fernando de Rosales.

Neogótica (1825-1928)
Comenzó en 1825 un proceso, que no se cerró hasta 1928, dedicado a la reparación de las obras góticas deterioradas y la terminación o finalización de las partes que habían quedado inconclusas en las etapas anteriores de acuerdo al plan gótico inicial; a partir de la primera década del siglo XX las obras han seguido siendo de restauración, casi siempre dentro de la modalidad de "limpieza estilística", que persigue la separación y la pureza de los estilos. Inició esta etapa el mismo Fernando de Rosales y la cerró Javier de Luque.

 

Fuente : http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_Sevilla

 

 

© Anual / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Patio de las Doncellas, Alcázar de Sevilla)

 

 

© Reinhard Schauer / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 2.0 Alemania / Fuente

(Fragmento del jardín del Real Alcázar de Sevilla)

 

Los Reales Alcázares de Sevilla, son un conjunto de edificios palaciegos, situados en la ciudad de Sevilla, cuya construcción se inició en la Alta Edad Media, donde se superponen múltiples estilos, desde el arte islámico de sus primeros moradores, el mudéjar y gótico del periodo posterior a la conquista de la ciudad por las tropas castellanas hasta el renacentista y barroco de posteriores reformas. El recinto ha sido habitualmente utilizado como lugar de alojamiento de los miembros de la Casa Real Española y de jefes de Estado de visita en la ciudad. Fue declarado Patrimonio de la humanidad, junto a la catedral y el Archivo de Indias en el año 1987.

Historia.
La fortificación original se construyó sobre un antiguo asentamiento romano y más tarde visigodo. Empezó a tomar su aspecto de fortificación palaciega, tras la conquista de Sevilla, en 712 por los árabes; que ya desde el año 720 utilizarían el recinto como residencia de sus dirigentes. En el año 884 la fortaleza contribuyó a evitar una invasión vikinga de la ciudad.

Desde su construcción inicial árabe, el conjunto incluía varios recintos, como la Casa de los Príncipes, viviendas que en el siglo IX iban desde la Plaza del Triunfo hasta el Barrio de Santa Cruz. El primitivo palacio islámico es de la misma época que la Alhambra de Granada, se amplió con la vivienda de los emires en el siglo XI, también en el siglo XII se siguió fortificando y añadiéndole estancias como el Alcázar o Palacio de las Bendiciones, un siglo después los almohades sumaron más patios y palacios. Actualmente solo se conserva el Patio del Yeso, resto del antiguo Palacio Islámico.

Tras la toma de la ciudad por el rey Fernando III en 1248, se convirtió en alojamiento real, su hijo Alfonso X el Sabio llevó a cabo las primeras reformas tras la conquista, ordenando en 1254 la construcción de tres grandes salones en estilo gótico. Posteriormente en 1364, Pedro I de Castilla decidió construir el denominado Palacio Mudéjar, que se convirtió en el primer palacio de un rey castellano que no estaba protegido tras los muros y defensas de un castillo, y alcanzando el aspecto mudéjar que hoy conserva y que aún asombra por su riqueza y ornamentación. En 1366 cuando estuvo terminado el nuevo palacio, comenzó una guerra civil que enfrentó a Pedro I con su hermanastro Enrique II, y que terminaría con la muerte de Don Pedro en 1369, por lo que no parece que el rey Pedro, pudiera disfrutar el nuevo palacio por mucho tiempo. El Palacio de Pedro I es considerado el más completo ejemplo de la arquitectura mudéjar en España. Posteriormente se levantaron también la Capilla Gótica, el apeadero, el Patio de la Montería y los Grutescos de los jardines.

El Alcazar y la monarquía española
A lo largo de la historia, los Alcázares han sido el escenario de diversos acontecimientos relacionados con la Corona, en 1477 los Reyes Católicos llegaron a Sevilla, utilizando el recinto como aposento y un año después, el 14 de junio de 1478, nació en el palacio, su segundo hijo, el príncipe Juan, se conoce que este parto real, fue asistido por una partera sevillana conocida como "La Herradera" y que contó con la presencia como testigos designados por el rey Fernando, de Garci Téllez, Alonso Melgarejo, Fernando de Abrejo y Juan de Pineda, según marcaban las normas castellanas, para disipar la menor duda de que el hijo era de la reina. En 1526 se celebró en el Alcázar, la boda de Carlos V con su prima Isabel de Portugal.

En 1823, durante la intervención militar de los Cien Mil Hijos de San Luis, la familia real, con Fernando VII a la cabeza, residió en Sevilla, durante dos meses en los que el Alcazar sirvió de residencia real. Coincidiendo con esta estancia real, el 17 de abril de 1823, nació en la ciudad, el infante Enrique de Borbón y Borbón-Dos Sicilias, hijo del infante Francisco de Paula de Borbón y Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias, y al que el rey Fernando VII le concedió, algunos días despúes de su nacimiento, el título de Duque de Sevilla y el 18 de marzo de 1995 se celebró el almuerzo y recepción con motivo de la boda de la Infanta Elena, hija del rey Juan Carlos I, con Jaime de Marichalar.

 

Fuente : http://es.wikipedia.org/wiki/Reales_Alcázares_de_Sevilla

 

 

© Anual / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Archivo de Indias, Sevilla)

 

El Archivo General de Indias se creó en 1785 por deseo del rey Carlos III, con el objetivo de centralizar en un único lugar la documentación referente a las colonias españolas hasta entonces dispersa en diversos archivos: Simancas, Cádiz y Sevilla.

El archivo conserva unos 43.000 legajos, con unos 80 millones de páginas y 8.000 mapas y dibujos que proceden, fundamentalmente, de los organismos metropolitanos encargados de la administración de las colonias.

Historia de su construcción
Tras el descubrimiento de América, y la elección de Sevilla, como puerto exclusivo del comercio con este continente, se incrementó la actividad comercial de la ciudad. El lugar utilizado por los comerciantes para llevar a cabo sus actividades mercantiles eran las gradas de la Catedral. Su punto central era la denominada fuente del Hierro, enclavada en el lugar que actualmente ocupa la Iglesia del Sagrario. Durante la segunda mitad del siglo XVI, el Cabildo de la Catedral, para evitar los excesos cometidos por lo comerciantes, que no dudaban en culminar sus acuerdos en el interior del templo, en los días de lluvía, instaló columnas con cadenas en los alrededores del templo y contrató alguaciles que evitaran el paso por la calle, de animales de carga. Antes las quejas del Cabildo Metropolitano, el rey Felipe II decidió la construcción de un edificio para sede de la Lonja, que se llevaría a cabo en la misma Avenida, junto a la Catedral, y terminaría siendo sede del Archivo de Indias. Su construcción se inició en 1584, no abriéndose al uso hasta 1598.
En 1987 fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

 

Fuente : http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo_General_de_Indias

 

 

zz

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

 

24

ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013