El templo de Dalai Lama en el monasterio de Erdene Zuu. Kharkhorin, provincia de Övörkhangai, Mongolia. / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / © Hons084 / Fuente

VOLVER A PATRIMONIO

A. Heras

 

Categoría de los bienes

culturales Bienes culturales naturales Bienes naturales mixtos Bienes mixtos

Sitios en peligro

culturales_peligro Bienes culturales naturales_peligro Bienes naturales mixtos_peligro Bienes mixtos

 

Marruecos

 

Medina de Tetuán (Antigua Titawin) (1997)

 

 

© Anassbarnichou2 / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(La parte de "Jbel Dersa" vista desde un tejado)

 

 

© Degeefe / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(La explanada del palacio real y el palacio al fondo)

 

 

© javidean1 / Términos de derechos de uso : Reconocimiento 2.0 Genérica / Fuente

(Medina de Tetuán)

 

 

© antonioperezrio.com / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.0 Genérica / Fuente

(Medina de Tetuán)

 

 

© antonioperezrio.com / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.0 Genérica / Fuente

(Medina de Tetuán)

 

Tetuán (en idioma árabe, تطوان Tiṭwān, del tamazight Titāwen, plural que significa "los ojos") y en ocasiones conocida con el sobrenombre de "La paloma blanca", es una ciudad del norte de Marruecos, ubicada en las proximidades del mar Mediterráneo, cerca de Tánger y de la ciudad de Ceuta. La provincia o wilaya de Tetuán tiene 725.000 habitantes (2006) y la ciudad alrededor de 320.539 habitantes. Es la ciudad más andalusí de Marruecos.

El gentilicio es tetuaní.

Desde 1999, el monarca Mohamed VI la ha escogido como principal residencia veraniega.

Historia
Su primera mención histórica es en el siglo XI. Fue fundada por el meriní Tábit sobre una población bereber existente sobre todo para servir de retaguardia para el ataque a la colonia portuguesa de Ceuta. En 1399 fue atacada por Enrique III el Doliente de Castilla para proteger sus barcos de los piratas y corsarios que habían hecho de ella su refugio. En 1437 tropas de Portugal arrasan la ciudad.

En 1483-1484 llegan los primeros refugiados andalusíes, provenientes de la fortaleza de Píñar y al mando del capitán y alcalde granadino Sidi Al-Mandari o Mandri. Se reconstruye y fortifica la ciudad y se inicia un periodo de gran esplendor. La ciudad se convierte también en refugio de judíos expulsados de España. De esta época procede el núcleo de la ciudad vieja, el barrio al que los lugareños llaman bled, es decir, «el pueblo» por excelencia. Sidi Mandri es uno de los gobernantes más famosos de Tetuán, que fue asistido en el gobierno y sucedido tras su muerte por su esposa, Zaida Aljorra o Sayyida al-Hurra (la Señora Libre), poderosa mujer de orígenes andalusíes que llegaría a casarse con el sultán de Marruecos.

El siglo XVI se caracteriza por una serie de luchas internas por el poder (Sayyida al-Hurra fue víctima de una de ellas). En los inicios del siglo siguiente, Tetuán será uno de los principales destinos del exilio de los moriscos (últimos musulmanes españoles, expulsados por Felipe III de España). Los moriscos fundan un gran barrio al norte del Bled, conocido como Al-Ayun («las fuentes»), donde hasta la actualidad se conservan numerosas reminiscencias del castellano hablado por aquellos exiliados: la popular calle Tranqat («de las trancas») o la mezquita y escuela Luqash (Lucas) son dos ejemplos bien conocidos, además de numerosos apellidos castellanos arabizados en familias tetuaníes.

Tetuán en la actualidad
Muchos habitantes han conservado el castellano como segunda lengua, lo que se refleja en los rótulos de numerosas calles y comercios. El gobierno marroquí, sin embargo, ha visto esta diferencia respecto al resto del país (donde la segunda lengua es el francés) como un posible aliciente para las reivindicaciones autonomistas que siempre ha tenido el norte de Marruecos con lo que ha hecho lo posible por erradicar el uso del castellano en la zona. Muchos tetuaníes de origen morisco tienen a gala hablarlo correctamente, como reivindicación de sus orígenes. En la actualidad el idioma no está tan extendido entre las personas jóvenes, algo más entre las de mediana edad y mucho entre las mayores. En ello influye también la afluencia de inmigrantes procedentes de otros lugares de Marruecos. Cabe también señalar la existencia de varios centro de enseñanza españoles en dicha ciudad: Colegio Español Jacinto Benavente, Instituto Español Extranjero Nuestra Señora del Pilar y Instituto Español Extranjero Juan de la Cierva; de enseñanza primaria, secundaria y formación profesional respectivamente.

Tetuán y la provincia de la que es capital se vieron sometidas durante el reinado de Hassan II a un boicot económico declarado, en castigo por las reivindicaciones autonomistas. Hubo escasas inversiones privadas y muy pocas estatales en el mantenimiento de la ciudad, que el monarca nunca visitó oficialmente. A mediados de los años 80 Hassan II pareció perdonar a los tetuaníes, y anunció su intención de acudir a la ciudad. Para ello, dio órdenes de que se le habilitara un palacio similar al que poseía en otras ciudades marroquíes. El palacio se hizo desalojando la vieja sede de la Alta Comisaría española y entonces consulado general de España, y frente a él se abrió una gran explanada en la que debían congregarse las multitudes para vitorear al soberano. Dicha explanada se construyó arrasando la plaza del Feddán, histórico centro de reunión y lugar emblemático de la ciudad, hecho en el que muchos tetuaníes vieron una manifestación de poder despótico y cruel, característica habitual del desaparecido rey.

La Medina de Tetuán es la antigua ciudad islámica de Tetuán, en Marruecos. Es muy característica y tradicional. Las casas de la medina son casi todas blancas y bajas. A lo largo de la medina hay artesanos como tejedores, joyeros, peleteros, etc. También pueden encontrarse muchos vendedores ambulantes que venden alfombras a los turistas.

Tetuán fue de gran importancia en la época islámica, puesto que sirvió de punto de contacto principal entre Marruecos y Andalucía. Después de la Reconquista, la ciudad fue reconstruida por los refugiados musulmanes andaluces que habían sido expulsados por los españoles. Esto se puede apreciar bien por su arquitectura, que revela la influencia andaluza. Aunque es una de las más pequeñas de las medinas de Marruecos, Tetuán es la más completa, y está prácticamente intacta de influencias exteriores.

 

Fuente : http://es.wikipedia.org/wiki/Tetuán

 

 

zz

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

 

24

ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013