galaxia2

INTRODUCCIÓN ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA

VOLVER A PORTADA

VOLVER A ASTRONOMÍA

IMÁGENES ASTRONOMÍA 1

IMÁGENES ASTRONOMÍA 2

IMÁGENES ASTRONOMÍA 3

IMÁGENES ASTRONOMÍA 4

IMÁGENES ASTRONOMÍA 5

IMÁGENES ASTRONOMÍA 6

IMÁGENES ASTRONOMÍA 7

IMÁGENES ASTRONOMÍA 8

IMÁGENES ASTRONOMÍA 9

IMÁGENES ASTRONOMÍA 10

 

EXCELENTES IMÁGENES DE ASTRONOMÍA

 

PÁGINA 9

 

 

eso1037a

© ESO / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta imagen de la espectacular galaxia espiral austral NGC 300 fue captada por el Wide Field Imager (WFI) desde el Observatorio La Silla de ESO en el norte Chile (IV Región). Fue compuesta por varias imágenes individuales tomadas con una amplia variedad de filtros diferentes a lo largo de muchas noches de observación, que abarcaron varios años. El principal objetivo de esta exhaustiva campaña observacional fue obtener un censo excepcionalmente riguroso de las estrellas en la galaxia, que cuente tanto el número como la variedad de estrellas y zonas seleccionadas, e incluso estrellas individuales, que justifiquen una investigación más profunda y focalizada. Pero tan rica colección de información tendrá también muchos otros usos en los años venideros.

Las imágenes fueron captadas en su mayoría a través de filtros que transmiten luz roja, verde o azul. Fueron complementados por imágenes captadas con filtros especiales que sólo dejan pasar la luz proveniente de gas ionizado de hidrógeno u oxígeno y que resaltan las nubes resplandecientes en los brazos espirales de la galaxia. El tiempo total de exposición asciende a cerca de 50 horas.

 

 

yblaser-potw

© ESO/Y. Beletsky / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Un haz de luz disparado desde Yepun, el cuarto telescopio del observatorio emblemático europeo, el Very Large Telescope (VLT) de ESO. Este haz es utilizado para crear una estrella artificial sobre Paranal a fin de ayudar a los instrumentos de óptica adaptativa en el VLT. La óptica adaptativa es una técnica que permite a los astrónomos superar el efector distorsionador de la atmósfera y obtener imágenes casi tan precisas como las que hubiese obtenido el telescopio si estuviese instalado en el espacio, sobre la atmósfera terrestre.

Sin embargo, la óptica adaptativa requiere de una estrella de referencia cercana que debe ser relativamente brillante, limitando de este modo el área del cielo que debe ser estudiada. Para superar esta dificultad, los astrónomos de Paranal usan un poderoso láser que crea una estrella artificial donde y cuando ellos lo necesiten (ver comunicados eso0607 y eso0727).

Lanzar tal poderoso láser desde un telescopio implica una tecnología de vanguardia, cuya instalación y operación constituye un desafío constante. Sin embargo y tal como se observa en esta imagen, se trata de una tecnología ya dominada en Paranal. Esta fotografía fue captada desde dentro del domo del telescopio y revela cómo está ubicado el láser en la punta del espejo secundario del telescopio, de 1,2 metros.

 

 

eso0842a

© ESO/A.-M. Lagrange et al / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta imagen compuesta representa el ambiente cercano a Beta Pictoris tal como es visto en el infrarrojo cercano. Este medio ambiente muy tenue es revelado después de sustraer muy cuidadosamente el brillante halo estelar. La parte externa de la imagen muestra la luz reflejada en el polvo del disco, como fue observado en 1996 con el instrumento ADONIS en el telescopio de 3,6 metros de ESO; la parte interior es la parte más interna del sistema, vista a 3,6 micrones con NACO en el Very Large Telescope. La fuente recién detectada es más de 1000 veces más débil que Beta Pictoris, alineada con el disco, a una distancia proyectada de 8 veces la distancia Tierra-Sol. Esto corresponde a 0,44 arcosegundos en el cielo, o el ángulo sostenido por una moneda vista a la distancia de unos 10 kilómetros. Debido a que el planeta es aún muy joven todavía está muy caliente, con una temperatura de alrededor de1200 grados Celsius. Ambas partes de la imagen fueron obtenidas por telescopios de ESO equipados con óptica adaptativa.

 

 

potw1426a

© ESO/R. Wesson / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

El Sol se pone sobre el Observatorio Paranal, trazando un cielo, con múltiples y sutiles tonos, que evoca a un paisaje de Monet. Las nubes dispersas brillan cálidas bajo los últimos rayos de Sol, y la nítida claridad del aire casi puede tocarse — haciendo evidente el motivo por el cual ESO eligió esta zona de Chile para instalar sus observatorios. Los rayos crepusculares — y las sombras generadas por las nubes — caen a raudales desde el Sol y parecen converger en el punto antisolar.

A la izquierda, pueden verse dos de los cuatro Telescopios Auxiliares (ATs, Auxiliary Telescopes) del VLT (Very Large Telescope), esperando pacientemente en sus cúpulas a que caiga la noche antes de iniciar su sondeo del cosmos.

Una vez que el Sol se ponga, los ATs, de 1,8 metros de diámetro, alimentarán al VLTI (Very Large Telescope Interferometer) con la luz de las estrellas, combinándola con el fin de producir imágenes nítidas del universo. Los ATs son móviles y están montados sobre raíles; pueden moverse a través de las instalaciones del VLT para ver el cielo desde diferentes ángulos.

Esta imagen fue presentada en la página del grupo de Flickr Your ESO Pictures por Roger Wesson, un colaborador de ESO que trabaja en el Observatorio Paranal, el 8 de marzo de 2013.

 

 

potw1408a

© D. Essl (www.essl.de)/ESO / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Despojada de sus colores en esta sorprendente imagen infrarroja, las amplias curvas de la sede central de ESO contrastan con la gélida belleza natural de los árboles que la rodean. La extrema curvatura visible en esta imagen se debe a que el fotógrafo utiliza una lente de ojo de pez que distorsiona la escena y hace que el edificio se enrosque alrededor del pálido follaje y genere un cerco sobre el cielo que lo corona. El follaje aparece brillante dado que refleja la luz infrarroja y los pálidos tonos blancos se deben a que el fotógrafo aplica un balance de blancos a las hojas de los árboles.

Las precisas curvas de cemento, cristal y acero dan claves sobre la peculiar estructura del edificio de la sede central. En 1981, un artículo publicado en la revista The Messenger, de ESO, describía el edificio como "un laberinto parecido a los que se utilizan en los tests de inteligencia de las ratas". Afortunadamente para ESO, el autor añadió "los seres humanos son, de media, más inteligentes que las ratas, y el problema se soluciona rápidamente".

Esta imagen fue tomada por Dirk Essl, experto en informática de ESO

 

 

potw1401a

© Y. Beletsky (LCO)/ESO / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Levante la vista en la noche desde el Observatorio Paranal de ESO en Chile y se encontrará con un impresionante panorama. Manchas de azul, naranja, rojo; cada una es una estrella, galaxia o nebulosa diferente que, en conjunto, conforman un cielo resplandeciente. Los astrónomos escudriñan este hermoso trasfondo, intentando desentrañar los misterios del Universo.

Para lograrlo, utilizan telescopios como los Telescopios Auxiliares del VLT que se aprecian en esta fotografía. La imagen muestra tres de las cuatro unidades móviles que alimentan de luz al Interferómetro del VLT, el instrumento óptico más avanzado del mundo. Combinados para constituir un telescopio de mayor envergadura, son mayores que la suma de sus partes: revelan detalles que serían visibles con un telescopio tan grande como la distancia entre ellos.

 

 

eso1335a

© ESO / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

El telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO ha obtenido imágenes muy precisas de una fascinante región de formación de estrellas en la Gran Nube de Magallanes — una de las galaxias satélite de la Vía Láctea. Esta imagen revela con nitidez dos peculiares y brillantes nubes de gas: la rojiza NGC 2014 (a la derecha) tiene una forma irregular y su vecina azulada NGC 2020 tiene una forma redondeada. Sus formas, extrañas y diferentes entre sí, fueron esculpidas por potentes vientos estelares procedentes de estrellas recién nacidas extremadamente calientes que también irradian el gas, provocando que brille de forma intensa.

 

 

eso1312a

© Clem & Adri Bacri-Normier (wingsforscience.com)/ESO / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta imagen muestra una vista aérea del Llano de Chajnantor, situado a una altitude de f 5.000 metros en los Andes chilenos, donde está ubicado el conjunto de antenas ALMA. Las antenas grandes tienen un tamaño de 12 metros, mientras que las 12 pequeñas tienen un diámetro de 7 metros y forman el ALMA Compact Array (ACA) o Conjunto Compacto ALMA. En el horizonte, los picos principales de derecha a izquierda son Cerro Chajnantor, Cerro Toco, y Juriques. Esta fotografía fue tomada en diciembre de 2012, cuatro meses antes de la inauguración de ALMA.

 

 

potw1253a

© ESO/B. Tafreshi ( twanight.org) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Babak Tafreshi, uno de los Fotógrafos embajadores de ESO, ha captado otra imagen impactante de las antenas de ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) bajo el cielo del sur.

Las impresionantes espirales de estrellas en el cielo recuerdan a la noche estrellada de van Gogh o — para los amantes de la ciencia ficción — se asemejan a la visión desde una nave espacial al entrar en el hiperespacio. Aunque, en realidad, muestran la rotación de la Tierra, revelada en esta fotografía de larga exposición. En el hemisferio sur, a medida que la Tierra gira, las estrellas parecen moverse en círculos en torno al polo sur celeste, que se encuentra en la tenue Constelación de Octans (El Octante), situada entre la más conocida Cruz del Sur y las Nubes de Magallanes. Con una exposición lo suficientemente larga, las estrellas marcan trazos circulares a medida que se mueven.

La fotografía fue tomada en el Llano de Chajnantor, a una altitud de 5.000 metros, en los Andes chilenos. Aquí se ubica el telescopio ALMA, cuyas antenas pueden verse en primer plano. ALMA es el telescopio más potente para observar el universo frío — gas molecular y polvo, así como la radiación del Big Bang, una reliquia de los primeros instantes del universo. Cuando la construcción de ALMA se complete en el año 2013, el telescopio tendrá 54 antenas de 12 metros de diámetro y 12 antenas de 7 metros de diámetro. Aún así, en 2011 se iniciaron observaciones científicas tempranas con parte de las antenas ya instaladas. Aunque no esté terminado, el conjunto de antenas está ofreciendo resultados sorprendentes, superando a todos los telescopios de su tipo. Algunas de las antenas se ven borrosas en la imagen, ya que el telescopio estaba operando y en movimiento mientras se captaba la imagen.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO); y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA.

 

 

potw1244a.jpg

© ESO/B. Tafreshi ( twanight.org) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta hermosa imagen panorámica tomada por Babak Tafreshi, un Fotógrafo embajador de ESO, muestra los últimos rayos de luz bañando el Llano de Chajnantor Plateau en la región chilena de Atacama. El Llano es hogar del telescopio APEX (Atacama Pathfinder Experiment), que puede verse a la izquierda de esta panorámica. Desde este remoto lugar de la Tierra, a 5.000 metros sobre el nivel del mar, APEX estudia el “universo frío”.

APEX es un telescopio de 12 metros de diámetro que observa la luz en longitudes de onda milimétricas y submilimétricas. Los astrónomos que observan con APEX pueden ver fenómenos que serían invisibles en longitudes de onda más cortas. Este telescopio les permite estudiar nubes moleculares — las densas regiones de gas y polvo cósmico en las que nacen nuevas estrellas — que son oscurecidas por el polvo en los rangos visible o infrarrojo, peor que brillan en estas longitudes de onda relativamente más largas. Los astrónomos utilizan esta luz para estudiar las condiciones químicas y físicas que se dan en las nubes. Este rango de la luz también es ideal para estudiar algunas de las galaxias más tempranas y distantes del universo.

Desde que inició sus operaciones en 2005, APEX ha producido muchos resultados científicos importantes. Por ejemplo, APEX, junto con el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, detectó la deformación de materia provocada por el agujero negro central de la Vía Láctea (eso0841), uno de los resultados que se encuentran entre los Top 10 de los descubrimientos astronómicos de ESO.

Los cúmulos de penitentes blancos pueden verse alrededor de APEX. Los penitentes son curiosos fenómenos naturales que se dan en regiones de gran altitud, normalmente a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar. Son finos picos de nieve o hielo endurecidos, con una especie de hojas que apuntan al Sol, y que pueden medir desde unos pocos centímetros hasta varios metros.

APEX es una colaboración entre el Instituto Max Planck de Radio Astronomía (MPIfR), el Observatorio Espacial de Onsala (OSO) y ESO. Las operaciones de APEX en Chajnantor son responsabilidad de ESO.

El plato de 12 metros de APEX se basa en un prototipo de antenna ideado para otro observatorio en Chajnantor, el conjunto ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Cuando temine su construcción en el año 2013, ALMA será un conjunto de 54 antenas de 12 metros y doce antenas de 7 metros. ESO es el socio europeo de esta instalación astronómica internacional, que es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental en cooperación con la República de Chile.

 

 

PÁGINA 9

 

 

ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA - ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013