galaxia2

INTRODUCCIÓN ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA

VOLVER A PORTADA

VOLVER A ASTRONOMÍA

IMÁGENES ASTRONOMÍA 1

IMÁGENES ASTRONOMÍA 2

IMÁGENES ASTRONOMÍA 3

IMÁGENES ASTRONOMÍA 4

IMÁGENES ASTRONOMÍA 5

IMÁGENES ASTRONOMÍA 6

IMÁGENES ASTRONOMÍA 7

IMÁGENES ASTRONOMÍA 8

IMÁGENES ASTRONOMÍA 9

IMÁGENES ASTRONOMÍA 10

 

EXCELENTES IMÁGENES DE ASTRONOMÍA

 

PÁGINA 8

 

 

eso1033a

© ESO/M.-R. Cioni/VISTA Magellanic Cloud survey. Acknowledgment: Cambridge Astronomical Survey Unit / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta imagen de VISTA muestra a la espectacular zona de formación estelar 30 Doradus, también llamada Nebulosa de la Tarántula. En su centro hay un gran cúmulo de estrellas llamado RMC 136, donde se ubican algunas de las estrellas más masivas que se conocen. Esta imagen en infrarrojo, obtenida con el telescopio de rastreo VISTA de ESO, es parte del Rastreo de VISTA a las Nubes de Magallanes. El proyecto abarcará una vasta área de 184 grados cuadrados del cielo (que corresponde a casi mil veces el área aparente de la Luna llena), incluyendo nuestras galaxias vecinas: la Gran y Pequeña Nubes de Magallanes. El resultado final será un estudio detallado de la historia de formación estelar y una geometría tridimensional del sistema de Magallanes.

Esta imagen fue creada a partir de imágenes tomadas con filtros Y, J y K en la parte del espectro que corresponde al infrarrojo cercano (colores azul, verde y rojo, respectivamente). Los tiempos de exposición fueron 40, 47 y 81 minutos por filtro, respectivamente. La imagen cubre una zona del cielo de unos 52 por 70 minutos de arco.

 

 

yb_paranal_after_sunset_cc

© ESO/Y. Beletsky / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Los cuatro telescopios principales del Very Large Telescope (VLT) en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile, iluminados por luz sideral. La imagen es característica de este lugar, uno de los mejores del mundo para la observación astronómica.

 

 

potw1415a

© ESO/ B.Tafreshi / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Una cortina de estrellas rodea al telescopio NTT (New Technology Telescope) de 3,58 metros en esta nueva fotografía de ultra alta definición de la Expedición Ultra HD de ESO [1]. Fue captada durante la primera noche de la expedición en el Observatorio La Silla de ESO, que se encuentra a 2.400 metros sobre el nivel del mar, a las afueras del desierto chileno de Atacama.

La majestuosa cúpula del telescopio está perfectamente alineada con la región central de la Vía Láctea (la sección más brillante y el área que oscurece el centro galáctico). La distintiva cúpula octogonal que alberga al NTT se eleva orgullosa en esta imagen — silueteada contra un reluciente cosmos que la corona y dando la impresión de que va a devorar a la Vía Láctea. Esta cúpula fue considerada una innovación tecnológica cuando se instaló en 1989.

A la izquierda de la Vía Láctea vemos a Antares, la brillante y anaranjada estrella en el centro de Escorpio. El punto más brillante en la zona superior, a la izquierda de Antares, es Saturno, y en la zona superior derecha destacan Alfa y Beta Centauri. Sobre Alfa y Beta Centauri también se distinguen la Cruz del Sur y la Nebulosa oscura Saco de Carbón.

La Silla, inaugurado en 1969, fue el primer observatorio de ESO. El NTT, retratado arriba, fue el primer telescopio del mundo que contó con un espejo principal controlado por ordenador, iniciando una nueva forma de hacer ingeniería y diseño de telescopios y abriendo el camino al VLT (Very Large Telescope) de ESO.

Notas
[1] El equipo está compuesto por Herbert Zodet, cámara de vídeo de ESO, y tres Fotógrafos embajadores de ESO: Yuri Beletsky, Christoph Malin y Babak Tafreshi. Aquí pueden encontrar información sobre los socios tecnológicos de la expedición.

 

 

eso1237a

© ESO / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta imagen, tomada desde el Observatorio La Silla de ESO, muestra parte de una guardería estelar conocida como la Nebulosa de La Gaviota. Esta nube de gas, denominada Sh 2-292, RCW 2 y Gum 1, parece formar la cabeza de una gaviota y brilla con fuerza debido a la energética radiación de una estrella joven muy caliente oculta en su corazón. La detallada imagen fue obtenida por el instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO, de 2,2 metros.

 

 

potw1230a.jpg

© G.Hüdepohl ( atacamaphoto.com)/ESO / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Si miramos hacia abajo desde la atalaya que nos proporciona el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Cerro Paranal, en el desierto chileno de Atacama, vemos cómo se extiende bajo nuestros pies el campamento base del observatorio. La Residencia Paranal, un remanso de paz para aquellos que trabajan en la montaña, puede verse cerca del centro, con la cúpula coronando su techo. A la izquierda de la residencia, al otro lado de la carretera, se encuentra el gimnasio del campamento base, y a su izquierda vemos el edificio de mantenimiento de los espejos (Mirror Maintenance Building, MMB), donde los espejos gigantes del VLT se limpian y realuminizan periódicamente. Detrás del MMB se encuentra la estación que proporciona energía al conjunto, y aún más a la izquierda vemos el edificio del taller de mecánica. Subiendo por la ladera de la montaña, en primer plano, se encuentra el Star Track, un sendero que va desde la residencia hacia la cima.

El Sol se había puesto unos quince minutos antes de tomar esta foto, bañando de una hermosa luz anaranjada el campamento base. Este crepúsculo genera suaves sombras que dan a las colinas una gran profundidad. Una vista como esta en Paranal solo puede verse durante las denominadas “horas doradas”, antes del amanecer o justo tras el ocaso, ya que la luz directa del Sol genera implacables contrastes de luz.

 

 

eso1205a

© ESO/VISTA/J. Emerson. Acknowledgment: Cambridge Astronomical Survey Unit / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

El Visible and Infrared Survey Telescope for Astronomy (VISTA) de ESO ha captado esta inusual vista de la Nebulosa Helix (NGC 7293), una nebulosa planetaria ubicada a 700 años-luz de distancia. La fotografía en color fue creada a partir de imágenes tomadas a través de filtros infrarrojos Y, J y K. Mientras saca a la luz fondo rico en estrellas y galaxias, la imagen infrarroja del telescopio también revela filamentos de frío gas nebular que en su mayor parte están ocultos en imágenes ópticas de Helix.

 

 

eso1145a

© ESO/APEX/T. Preibisch et al. (Submillimetre); N. Smith, University of Minnesota/NOAO/AURA/NSF (Optical) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Observaciones realizadas con el telescopio APEX en longitud de onda submilimétrica (870 micras), revelan las frías nubes de polvo donde se forman las estrellas en la Nebulosa Carina. Este lugar de violenta formación estelar, que alberga a algunas de las estrellas más masivas de nuestra galaxia, es un terreno ideal para estudiar las interacciones entre estas estrellas jóvenes y sus nubes moleculares progenitoras.

Las observaciones realizadas con la cámara LABOCA de APEX corresponden a las partes de color naranja, combinadas con una fotografía en luz visible tomada por el telescopio Curtis Schmidt en el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo. El resultado es una impresionante imagen de campo amplio que ofrece una vista espectacular de los lugares de formación de estelar en Carina. La nebulosa contiene estrellas con una masa equivalente a un total de más de 25.000 soles, mientras que la masa de las nubes de gas y polvo es de alrededor de 140.000 soles.

 

 

potw1136a

© ESO/M. Kornmesser / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

El Jueves 18 de Agosto, el cielo sobre el Observatorio Público Allgäu en Bavaria sudoccidental ofrecía una vista impresionante, con la noche iluminada por dos fenómenos muy diferentes: uno, un ejemplo de tecnología avanzada y el otro, el espectacular poder de la naturaleza.

Cuando ESO probaba la nueva unidad Wendelstein laser guide star disparando un poderoso rayo láser hacia la atmósfera, se acercaba una intensa tormenta eléctrica propia de los veranos de la región – una demostración muy visual del porqué los telescopios de ESO están en Chile y no en Alemania. Pesadas nubes grises lanzaban relámpagos cuando Martin Kornmesser, un artista visual del departamente de extensión de ESO, tomaba fotografías de la prueba para el ESOcast 34. Por pura coincidencia en el tiempo esta fotografía fue tomada justo cuando estalló el relámpago, resultando una imagen impresionante que parece una escena de una película de ciencia ficción. A pesar de que la tormenta aún estaba lejos del observatorio, el relámpago parece chocar con el rayo láser en el cielo.

Las estrellas guías láser son estrellas artificiales creadas a 90 kilómetros arriba en la atmósfera de la Tierra empleando un rayo láser. Las mediciones de esta estrella artificial pueden ser usadas para corregir el efecto de distorsión de la atmósfera en las observaciones astronómicas – una técnica conocida como óptica adaptativa. La unidad Wendelstein laser guide star es un diseño nuevo, que combina el láser con el pequeño telescopio que se usa para lanzarlo en una unidad modular única, que puede entonces ser colocado en telescopios más grandes.

El láser en esta fotografía es poderoso, con un rayo de 20 watts, pero el poder de un relámpago llega a un trillón (un millón de millones) de watts, ¡aunque por sólo una fracción de un segundo! Poco después que esta fotografía fuera tomada la tormenta llegó al observatorio, forzando el cierre de las operaciones por esa noche. Aunque puede que tengamos la habilidad de aprovechar la tecnología avanzada para dispositivos tales como las estrellas guías láser, aún estamos sujetos a las fuerzas de la naturaleza, no siendo el clima el menor de ellas!

 

 

potw1101a

© ESO/José Francisco Salgado (josefrancisco.org) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Los ondulados cerros rojos se extienden debajo del cielo excepcionalmente claro y azul que es típico del Observatorio Paranal de ESO. A pesar de que los domos del telescopio se cierran al amanecer, y nada parece moverse en la superficie de este árido desierto, el Very Large Telescope de ESO (VLT) nunca descansa. Desde temprano en la mañana, un equipo de ingenieros y técnicos ha estado trabajando duramente para preparar los telescopios e instrumentos para otra "noche perfecta“.

El Cerro Paranal de 2600 metros de altura sobresale en el centro de esta vista panorámica, tomada mirando hacia el sur. Esta cumbre aplanada es la sede del VLT, el complejo astronómico óptico e infrarrojo cercano basado en tierra más avanzado del mundo. El VLT tiene cuatro Unidades de Telescopio (UTs) de 8,2 metros, más cuatro Telescopios Auxiliares (ATs) de 1,8 metros. En esta fotografía, sólo se puede ver dos de los recintos UT además del más pequeño VLT Survey Telescope (VST).

Hacia la derecha del Cerro Paranal, en el fondo se puede ver el mar de nubes que normalmente cubre la costa del Océano Pacífico – a sólo 12 km de distancia. La fría corriente oceánica normalmente mantiene la capa de inversión térmica de la atmósfera bajo una altura de 1500 metros, haciendo de esta remota área del Desierto de Atacama chileno en la II Región de Chile una de las locaciones más secas de la Tierra y una perfecta ventana hacia el Universo. La atmósfera aquí es extremadamente seca y clara, y tiene muy baja turbulencia, ofreciendo las condiciones más apropiadas para observaciones astronómicas ópticas e infrarrojo cercanas.

Por esta razón, el Cerro Armazones de 3060 metros de altura, ubicado a sólo unos 20 km al este de Paranal, fue seleccionado como la locación para el futuro European Extremely Large Telescope (E-ELT). Con un espejo primario de 42 metros de diámetro, el E-ELT será el ojo más grande del mundo hacia el cielo.

Esta fotografía fue tomada desde un cerro vecino, que alberga el Visible and Infrared Survey Telescope for Astronomy (VISTA) de 4,1 metros. VISTA comenzó operaciones a fines de 2009 y es el telescopio más reciente en ser agregado a la lista en el Observatorio Paranal de ESO. VISTA es el mayor telescopio de medición en el mundo.

 

 

potw1038a

© ESO/José Francisco Salgado (josefrancisco.org) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Después que el Sol se pone, en el Observatorio Paranal de ESO desciende la oscuridad, pero el cielo negro está jaspeado con una gloriosa cantidad de estrellas centelleantes. Esta exposición de 15 segundos demuestra cuán deslumbrante son los cielos sobre Paranal. Ubicado en lo alto del Desierto de Atacama en Chile, lejos de cualquier fuente de contaminación lumínica, en una clara noche sin luna es posible ver la propia sombra sólo por la luz de la Vía Láctea.

Según el artista visual y Embajador Fotográfico de ESO, José Francisco Salgado, “los cielos de Paranal están entre los más oscuros y calmados que yo haya fotografiado. Me encanta fotografiar observatorios y en Paranal ¡es increíble cuánto puedes ver sólo con la luz de las estrellas y la luz zodiacal!”.

En la imagen las estrellas de la Vía Láctea parecen estar saliendo a chorros por la cúpula abierta del telescopio. La mancha brillante cercana al telescopio es la Nebulosa Carina (NGC 3372), que contiene algunas de las estrellas más masivas de nuestra galaxia (ver por ejemplo Comunicados de Prensa de ESO de 2009 y 2010).

Cerca de la parte superior de la imagen están las estrellas de Crux, la Cruz del Sur. Esta constelación y la de Carina están en los cielos australes y, por tanto, no son visibles desde la mayor parte de las latitudes del norte.

El telescopio en la imagen es el cuarto Telescopio Auxiliar de 1,8 metros, parte del Interferómetro del Very Large Telescope (VLTI). El VLTI consiste en cuatro telescopios de 8,2 metros y de los cuatro Telescopios Auxiliares más pequeños, que poseen espejos de 1,8 metros de diámetro. Gracias al tamaño de los telescopios, su tecnología de vanguardia y las excelentes condiciones del lugar, no es de extrañar que Paranal sea considerado el observatorio más avanzado del mundo en luz visible.

 

 

PÁGINA 8

 

 

ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA - ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013