galaxia2

INTRODUCCIÓN ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA

VOLVER A PORTADA

VOLVER A ASTRONOMÍA

IMÁGENES ASTRONOMÍA 1

IMÁGENES ASTRONOMÍA 2

IMÁGENES ASTRONOMÍA 3

IMÁGENES ASTRONOMÍA 4

IMÁGENES ASTRONOMÍA 5

IMÁGENES ASTRONOMÍA 6

IMÁGENES ASTRONOMÍA 7

IMÁGENES ASTRONOMÍA 8

IMÁGENES ASTRONOMÍA 9

IMÁGENES ASTRONOMÍA 10

 

EXCELENTES IMÁGENES DE ASTRONOMÍA

 

PÁGINA 5

 

 

potw1252a

© ESO/B. Tafreshi ( twanight.org) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta vista panorámica del Llano de Chajnantor muestra la ubicación del conjunto ALMA (el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), tomada cerca del pico de Cerro Chico. Babak Tafreshi, un Fotógrafo embajador de ESO, ha conseguido captar el sentimiento de soledad que se experimenta en este sitio, a 5.000 metros sobre el nivel del mar en los Andes chilenos. Las luces y las sombras pintan el paisaje, enfatizando el aspecto de este terreno, casi de otro mundo. Al fondo de la imagen, el cúmulo de antenas de ALMA parece una extraña multitud de visitantes robóticos en el llano. Cuando el telescopio se complete en el año 2013, el conjunto estará formado por un total de 66 antenas que operarán juntas.

ALMA ya está revolucionando la forma en que los astrónomos estudian el universo en longitudes de onda milimétricas y submilimétricas. Incluso con solo una parte de las antenas, ALMA es más potente que ningún telescopio previo en esas longitudes de onda, lo que proporciona a los astrónomos una capacidad sin precedentes para estudiar el universo frío — gas molecular y polvo, así como la radiación del Big Bang, una reliquia de esos primeros momentos del universo. ALMA estudia los ladrillos básicos de las estrellas, sistemas planetarios, galaxias, y de la propia vida. Proporcionando a los científicos imágenes detalladas de estrellas y del nacimiento de planetas en nubes de gas cerca del Sistema Solar, y detectando galaxias distantes formándose en los límites del universo observable (con lo cual las vemos como eran aproximadamente hace diez mil millones de años) los astrónomos podrán responder algunas de las preguntas más profundas sobre nuestros orígenes cósmicos.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO); y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA.

 

 

potw1031a

© Iztok Bončina/ESO / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

En la búsqueda de mundos distantes, pocos telescopios han tenido tanto éxito como el telescopio de 3,6 metros de ESO y el telescopio suizo Leonhard Euler de 1,2 metros, ambos mostrados en esta imagen.
El telescopio de 3,6 metros alberga a HARPS (High Accuracy Radial velocity Planet Searcher), un espectrógrafo con precisión incomparable, poseedor de varios récord en el campo de la búsqueda de exoplanetas, incluido el descubrimiento del exoplaneta menos masivo, así como del más chico que se haya medido. Junto con HARPS, el telescopio Leonhard Euler ha permitido a los astrónomos descubrir que seis exoplanetas de una muestra de 27 estaban orbitando en la dirección opuesta a la rotación de su estrella anfitriona, lo que constituye un serio e inesperado desafío a las actuales teorías de formación planetaria.
A 2.400 metros sobre el nivel del mar, al sur de desierto de Atacama en Chile, La Silla fue el primer sitio de observación de ESO. Además del telescopio de 3,6 metros, también alberga al New Technology Telescope (NTT) y al telescopio de 2,2 metros de MPG/ESO, así como a varios telescopios nacionales y más pequeños.

 

 

potw1240a

© ESO/B. Tafreshi ( twanight.org) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta impresionante imagen panorámica muestra el Llano de Chajnantor — hogar del conjunto de telescopios ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) — con el majestuoso volcán Licancabur al fondo. Vigilados por Licancabur, un bosque helado de penitentes se apiña en un primer plano. Los penitentes son curiosos fenómenos naturales que se encuentran en regiones de gran altitud. Se trata de finos “pinchos” de hielo o nieve endurecida, con afilados bordes en sus extremos y que apuntan hacia el Sol, alcanzando alturas que van de unos pocos centímetros hasta varios metros. Pueden leer más sobre los penitentes en esta Imagen de la Semana anterior (potw1221).

El volcán de Licancabur, con una altitud de 5.920 metros, es el volcán más icónico del área de San Pedro de Atacama, Chile. Su forma cónica hace que sea fácilmente reconocido incluso desde muy lejos. Se encuentra en la parte más al sur de la frontera entre Chile y Bolivia. En el cráter de su cima, el volcán contiene uno de los lagos que se encuentra a mayor altitud. Este lago ha atraído la atención de los biólogos, interesados en estudiar cómo los microorganismos microscópicos pueden sobrevivir en él, a pesar del entorno agresivo y la intensa radiación ultravioleta, la fina atmósfera, y las bajas temperaturas. Las estrategias de supervivencia de la vida microscópica en el Lago de Licancabur podrían incluso darnos pistas sobre la posibilidad de existencia de vida pasada en Marte.

Esta fotografía fue tomada por Babak Tafreshi, uno de los Fotógrafos embajadores de E, cerca de la ubicación de ALMA.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO; y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA

 

 

potw1226a

© ESO/J. Girard / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Marte, una noche fría y oscura en mitad de un árido desierto. Una estrecha carretera iluminada por luz artificial nos lleva hacia un solitario asentamiento humano en la cima de una antigua montaña. O, al menos, es lo que un aficionado a la ciencia ficción podría imaginar al ver esta imagen casi sobrenatural.

En realidad, la fotografía muestra una imagen terrestre: el Observatorio Paranal de ESO, hogar del Very Large Telescope (VLT). Aún así, es fácil imaginarla como una futura visión de Marte, quizás a finales de siglo. Ese es el motivo por el cual el autor de esta fotografía, Julien Girard, la ha titulado “Marte 2099”.

Ubicado a 2.600 metros de altitud, el Observatorio Paranal de ESO se asienta en una de las zonas más secas y desoladas de la Tierra, el desierto de Atacama, en Chile. De hecho, la panorámica es tan marciana que la Agencia Espacial Europea (European Space Agency, ESA) y la NASA ponen a prueba sus vehículos destinados a Marte en esta región. Por ejemplo, un equipo de ESA probó recientemente el vehículo autodirigido de búsqueda, tal y como contamos en el anuncio ann12048.

Esta imagen fue tomada al atardecer, mirando hacia el VLT en dirección sudoeste, desde el telescopio de sondeo VISTA, en una cima cercana. Al oeste, a tan solo doce kilómetros de Paranal, se encuentra el Océano Pacífico. Elevándose desde la cima de Paranal puede verse la Vía Láctea, portando la marca inconfundible de los cielos australes — el asterismo de la Cruz del Sur.

En Paranal, los cielos pueden ser tan limpios y oscuros en noches sin luna, que solo la luz de la Vía Láctea basta para generar sombras. Ese es el motivo por el cual ESO eligió este emplazamiento para el VLT, y la razón por la cual este observatorio se beneficia de algunas de las mejores condiciones de observación del mundo.

Julien Girard es un astrónomo de ESO que trabaja en el VLT, en Chile. Envió esta fotografía a Tu foto ESO- Grupo Flickr. Este grupo Flickr se revisa regularmente y se seleccionan las mejores fotos para nuestra sección “Imagen de la semana”, o para incluirla en la galería. En 2012, como parte del 50 aniversario de ESO, también abrimos la participación a sus imágenes históricas de ESO.

 

 

potw1225a

© ESO/B. Tafreshi ( twanight.org) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Uno de los mayores enemigos de los astrónomos es la atmósfera de la Tierra, que hace que los objetos celestes aparezcan borrosos cuando se observan desde telescopios basados en tierra. Para contrarrestar este efecto, los astrónomos utilizan una técnica llamada óptica adaptativa, en la cual espejos deformables controlados por ordenador se ajustan, cientos de veces por segundo, para compensar las distorsiones de la atmósfera.

En esta espectacular imagen, Yepun [1], el cuarto Telescopio Unitario de 8,2 metros de diámetro del conjunto Very Large Telescope (VLT) de ESO, lanza un poderoso rayo láser amarillo al cielo. Excitando una capa de átomos sodio que se encuentra a una altitud de 90 kilómetros, el rayo crea un punto luminoso — una estrella artificial — en la atmósfera de la Tierra. Esta Estrella de Guiado Láser (Laser Guide Star, LGS) es parte del sistema de óptica adaptativa del VLT. La luz que vuelve de esta estrella artificial se utiliza como referencia para controlar los espejos deformables y eliminar los efectos de distorsión de la atmósfera, produciendo imágenes astronómicas casi tan precisas como las obtenidas si el telescopio estuviera en espacio.

El laser de Yepun no es lo único que brilla en el cielo nocturno. A la izquierda y a la derecha del rayo láser, pueden verse, respectivamente, la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes. Estas galaxias enanas irregulares, vecinas de la Vía Láctea, son objetos destacados del hemisferio sur, y pueden observarse fácilmente a ojo. La brillante estrella que destaca a la izquierda de la Gran Nube de Magallanes es Canopus, la estrella más brillante de la constelación de Carina (La Quilla), mientras que la estrella que se encuentra hacia la parte superior derecha de la imagen es Achernar, la más brillante de la constelación de Eridanus (El Rio).

La imagen fue tomada por Babak Tafreshi, un Fotógrafo embajador de ESO.

Notas
[1] Los cuatro Telescopios Unitarios del conjunto VLT tienen nombres de objetos celestes en lengua indígena mapuche, el mapudungun. Los Telescopio Unitario (Unit Telescopes, UTs) se llaman: Antu (UT1, el Sol); Kueyen (UT2, la Luna); Melipal (UT3, la Cruz del Sur); y Yepun (UT4, Venus).

 

 

potw1221a

© ESO/B. Tafreshi ( twanight.org) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Babak Tafreshi, uno de los Fotógrafos embajadores de ESO, ha captado este curioso fenómenoen el llano de Chajnantor, la ubicación de los telescopios ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array).

Estas extrañas formaciones de hielo y nieve se conocen como “penitentes”. Están iluminadas por la luz de la Luna, visible en la parte derecha de la imagen. A la izquierda, arriba en el cielo, pueden verse débilmente la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes, y cerca del horizonte, al fondo a la izquierda, se divisa el brillo rojizo de la nebulosa Carina.

Los penitentes son maravillas naturales que se encuentran en regiones situadas a gran altura, como los Andes chilenos, normalmente a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar. Son finos pinchos y espadas de nieve o hielo endurecidos, normalmente formados en grupos, con los extremos apuntando hacia el Sol. Alcanzan alturas que van de unos pocos centímetros (que recuerdan a hierbas bajas), hasta más de cinco metros de altura, dando la impresión de ser un bosque de hielo en mitad del desierto.

Aún no se conocen todos los detalles sobre el proceso de formación que da lugar a los penitentes. Durante muchos años, la gente de la región creyó que eran el resultado de fuertes vientos, comunes en las montañas de los Andes. Aún así, los fuertes vientos tienen un papel limitado en la forma que adquieren estos pináculos helados. Actualmente, se cree que son el producto de una combinación de fenómenos físicos.

El proceso empieza con el brillo del Sol sobre la superficie de la nieve. Debido a las condiciones de extrema sequedad en estas regiones desérticas, el hielo sublime en lugar de derretirse — pasa de estado sólido a gaseoso sin derretirse y sin pasar por el estado líquido. Las irregularidades en la superficie de la nieve atrapan la luz que se refleja, lo que lleva a una mayor sublimación y huecos más profundos. En el interior de esos huecos, el aumento de temperatura y la humedad dan lugar a que pueda derretirse. Este positivo feedback acelera el crecimiento de la característica estructura de los penitentes.

Estas estatuas de hielo se llaman así por los sombreros picudos de los nazarenos, miembros de las cofradías que participan en las procesiones de Semana Santa en todo el mundo. No resulta difícil imaginarlos como una congregación de monjes de hielo, reuniéndose a la luz de la Luna.

La imagen fue tomada junto a la carretera que lleva a los telescopios ALMA. El observatorio, que inició sus primeras operaciones científicas (Early Science) el 30 de septiembre de 2011, estará compuesto por un total de 66 antenas de alta precisión que operarán juntas como un solo telescopio gigante.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO); y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA.

 

 

potw1115a

© ESO/H. Heyer / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta fotografía panorámica muestra las Oficinas Centrales del Observatorio Europeo Austral en Garching, cerca de Munich, Alemanaia. La fotografía muestra la vista desde el techo del edificio principal justo después de la puesta de sol. Este es el centro científico, técnico y administrativo de las operaciones de ESO, y la base desde donde muchos astrónomos conducen sus investigaciones. Los científicos, técnicos y administradores que trabajan aquí vienen de orígenes muy diferentes, pero todos tienen una cosa en común: la pasión por la astronomía.

ESO es la principal organización intergubernamental de astronomía en Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. ESO opera telescopios en tres lugares de observación en Chile: La Silla, Paranal y Chajnantor. Además, Cerro Armazones, cerca de Paranal, fue seleccionado como el emplazamiento para el European Extremely Large Telescope (E-ELT).

ESO provee instalaciones de investigación de último modelo para los astrónomos y tiene el apoyo de Austria, Bélgica, Brasil, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido. Las Oficinas Centrales de ESO reflejan este multicultural espíritu de cooperación y es el lugar de trabajo para astrónomos de alrededor del mundo.

 

 

eso1109a

© ESO/Sergey Stepanenko / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta detallada imagen en falso color obtenida con el Very Large Telescope de ESO, en la Región de Antofagasta en Chile, muestra con gran detalle el dramático efecto causado por las estrellas recién nacidas sobre el gas y el polvo que las rodea, en la zona de formación estelar NGC 6729. Si bien estas estrellas son invisibles en esta foto, ocultas tras la nube de polvo que se observa en la parte superior izquierda, el material que eyectan está colisionando con el gas circundante a velocidades de hasta un millón de kilómetros por hora. Esta imagen fue obtenida con el instrumento FORS1 y registra la luz del hidrógeno y el sulfuro incandescentes.

 

 

eso-paranal-51

© ESO/G.Hüdepohl ( atacamaphoto.com) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Un pájaro sobrevolando el remoto y escasamente poblado Desierto de Atacama, en el norte de Chile -posiblemente el más seco del mundo-, se sorprendería al pasar sobre el oasis tecnológico del Very Large Telescope (VLT) de ESO en Paranal. El complejo astronómico basado en Tierra más avanzado del mundo alberga cuatro Unidades Telescopio de 8, 2 metros, cuatro Telescopios Auxiliaresde 1,8 metros, el Telescopio de Rastreo del VLT (VST), y el Telescopio Visible e Infrarrojo de Rastreo para la Astronomía (VISTA) de 4,1 metros, visible a la distancia en la cumbre de monte cercano a la plataforma principal.

Esta vista aérea también muestra otras estructuras, incluido el edificio de la Sala de Control del Observatorio, en el borde frontal de la plataforma.

 

 

eso-paranal-07

© ESO/G.Hüdepohl ( atacamaphoto.com) / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

 

Esta maravillosa fotografía aérea del emplazamiento del Very Large Telescope (VLT) de ESO demuestra la magnífica calidad del sitio de observación. En primer plano vemos el Observatorio Paranal, ubicado a una altura de 2.600 metros sobre el Cerro Paranal en Chile. Al fondo podemos ver el volcán Llullaillaco (6.720 metros de altura) cubierto de nieve, ubicado a 190 km al este del límite con Argentina. Esta fotografía da cuenta de la magnífica calidad del aire y de las ideales condiciones de observación en este emplazamiento remoto.

En la fotografía aparecen claramente visibles las cúpulas gigantes de las cuatro Unidades de Telescopios de 8,2 metros del VLT, con el Edificio de Control, donde los astrónomos realizan sus observaciones. Esta fotografía, tomada hace varios años, no muestra los Telescopios Auxiliares ni la cúpula del futuro Survey Telescope VST.

 

 

PÁGINA 5

 

 

ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA - ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013