galaxia2

INTRODUCCIÓN ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA

VOLVER A PORTADA

HISTORIA DE LA ASTRONOMÍA

SISTEMA SOLAR INTERNO

SISTEMA SOLAR EXTERNO

EL SOL Y LAS ESTRELLAS

FIN DE LAS ESTRELLAS MASIVAS

LA VÍA LÁCTEA

LAS GALAXIAS

EL UNIVERSO

EL BIG BANG

LOS PLANETAS Y LA VIDA

IMÁGENES ASTRONOMÍA

 

EL SOL Y LAS ESTRELLAS

Una nova

 

Una nova

Las enanas blancas, cuando son miembros de un sistema binario, pueden dar lugar a un fenómeno muy espectacular llamado nova. La acción se produce cuando la segunda estrella del par alcanza el estado de gigante roja y ve su envoltura dilatarse. Si la pareja está muy apretada, las capas externas de la gigante roja están bastante próximas de la enana blanca para ser atraídas por ésta.

Se establece una transferencia de masa y una parte del hidrógeno de la gigante roja viene a formar un disco de materia alrededor de la enana blanca, lo que se llama disco de acreción. Luego, bajo el efecto de las fuerzas de fricción internas, el gas del disco va a caer poco a poco sobre la enana y formar una capa de hidrógeno que se vuelve cada vez más densa y caliente.

 

aquilae_illustration_bl72lg

 

Vista artística de una nova en preparación. El gas de la gigante roja, a la izquierda, se escapa poco a poco hacia el disco que rodea la enana blanca, a la derecha, y acaba por caer sobre ésta. Cuando se acumula suficiente gas y la temperatura alcanza la decena de millones de grados, la fusión del hidrógeno se pone en marcha y se produce una explosión formidable en la superficie de la estrella. Crédito: CXC / M.Weiss

Cuando la temperatura alcanza la decena de millones de grados, las reacciones de fusión del hidrógeno se ponen en marcha. Una explosión formidable se produce en la superficie de la estrella. Las capas de hidrógeno son expulsadas con una violencia inaudita. La luminosidad de la estrella binaria se multiplica en pocos días por un factor comprendido entre 10.000 y un millón, en función a la cantidad de hidrógeno acumulada.

Hacen falta luego varios meses para que la situación vuelva a ser normal. A pesar de la violencia de la explosión, la enana blanca no está demasiado afectada, y la acumulación de hidrógeno puede proseguir hasta una nueva explosión, después de un período comprendiendo entre un siglo y varias decenas de millares de años.

Atención a no confundir este fenómeno con una supernova, que es la explosión de toda una estrella, un acontecimiento mucho más energético que sólo puede producirse una sola vez por definición.

 

 

ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA - ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013