VOLVER A PRINCIPAL

ALBACETE

ALICANTE (ALACANT)

ALMERÍA

ÁVILA

BADAJOZ

BARCELONA

BILBAO (BILBO)

BURGOS

CÁCERES

CÁDIZ

CASTELLÓN (CASTELLÓ)

CEUTA

CIUDAD REAL

CÓRDOBA

CUENCA

GERONA (GIRONA)

GRANADA

GUADALAJARA

HUELVA

JAÉN

LA CORUÑA (A CORUÑA)

LEÓN

LÉRIDA (LLEIDA)

LOGROÑO

LUGO

MADRID

MÁLAGA

MELILLA

MURCIA

ORENSE (OURENSE)

OVIEDO

PALENCIA

PALMA DE MALLORCA

PALMAS DE GRAN CANARIA

PAMPLONA (IRUÑA)

PONTEVEDRA

SALAMANCA

SAN SEBASTIÁN (DONOSTIA)

SANTA CRUZ DE TENERIFE

SANTANDER

SEGOVIA

SEVILLA

TARRAGONA

TOLEDO

VALENCIA

VALLADOLID

VITORIA (GASTEIZ)

ZAMORA

ZARAGOZA

*

24

 

CIUDADES ESPAÑOLAS

 

SANTANDER

 

Santander es una ciudad portuaria española, capital de Cantabria situada en la costa norte de la península ibérica. El municipio de Santander limita con los de Santa Cruz de Bezana y Camargo. Ambos municipios, con el paso del tiempo, han quedado adheridos al centro de la ciudad. Al sur cierra con la bahía homónima y con el mar Cantábrico por el norte. Es el municipio más poblado de Cantabria siendo además la capital de esta comunidad autónoma y una de las ciudades más importantes del norte de España; Santander es, además, la capital de comunidad autónoma y de provincia más septentrional de España. Su población es de 180.000 habitantes, aunque su área metropolitana alcanza los 280.000 habitantes, con lo que en su área de influencia urbana reside prácticamente la mitad de la población total de Cantabria. Es el 36º municipio más grande de España, siendo su área metropolitana el 20º más grande de España.

Establecer el origen de los primeros asentamientos humanos en la actual Santander resulta complejo dados los pocos datos escritos y arqueológicos. Sin embargo, el lado norte de la bahía; al abrigo de la misma y a salvo de los temporales del Cantábrico y los vientos, en la ladera norte del promontorio de Somorrostro y a orillas de la antigua ría de Becedo, parece un lugar bastante adecuado. Por otra parte, las aguas de la bahía alimentadas por amplias rías que en ella desembocan desde el sur, sirven de fuente de alimentación para los allí asentados y la buena visibilidad desde el cerro para avistar los posibles atacantes hacen de este lugar idóneo para la fundación de un poblado estable, donde en definitiva evolucionó a lo largo de toda la Edad Media.

Desde la época romana donde aparecen los primeros datos, la antigua Portus Victoriae Iuliobrigensium, que hablan las fuentes romanas, se han hallado restos arqueológicos en la península de la Magdalena (restos de una edificación con suelos de mosaico, un Hermes de bronce y diverso material monetario y cerámico); en el promontorio de San Martín (una villa del s.I d. C. con restos de un hypocaustum de unas termas y diversas monedas de plata así como un ánfora del siglo I d.C.; y sobre todo en la zona del Cerro de Somorrostro (en latín: summum rostrum, 'promontorio mayor') donde se realizaron excavaciones sistemáticas y aparecieron bajo la actual catedral restos de iglesias de época altomedieval y estructuras de época romana —hypocaustum perteneciente a unas estancias de finalidad termal, muros de contención y otros edificios, todo ello acompañado de importante material monetario, un sestercio de la época del emperador Trajano, otras monedas de Constantino I, etc.— que indican que los romanos llevaban a cabo actividades mineras y comerciales con el puerto como base. También se sabe que eran frecuentes las incursiones de los navegantes nórdicos y, según el historiador Hidacio (siglo V), la población sufrió el saqueo de los Hérulos.

Aunque aparece citada por primera vez en 1068 en un documento hecho redactar por el rey Sancho II, en el siglo IX Alfonso II, el Casto, funda la Abadía de los Cuerpos Santos en la ermita preexistente en el cerro de Somorrostro, sobre el relicario de las cabezas de san Emeterio y san Celedonio y los enterramientos de otros mártires desconocidos, a los que debió su nombre de iglesia de los Cuerpos Santos. Según la leyenda, las cabezas de san Emeterio y san Celedonio, mártires decapitados en Calahorra por no abjurar de su fe católica en el siglo III, fueron transportadas en una barca de piedra para proteger ambas reliquias del avance musulmán. Llegaron a Santander, después de dar la vuelta a la Península, chocaron y atravesaron una roca en la entrada de la bahía (actual Isla de la Horadada) y se instalaron en la cueva bajo la primitiva iglesia del Cerro de San Pedro (Somorrostro). El monasterio existente en dicho lugar los tomó como patronos, colocando sus efigies en el escudo de la iglesia y posteriormente de la ciudad.

Los filólogos consideran que el nombre actual de Santander proviene del nombre de Portus Sanctorum Emeterii et Celedonii, San Emeterio por evolución (Sancti Emetherii > Sancti Emderii > Sanct Endere > San Andero > Santendere > Santanderio > Santander) Es una secuencia generalmente aceptada, aunque los saltos fonéticos propuestos no estén muy claros. En muchos de los mapas y documentos posteriores se refieren a Santander como San Emeterio y Sant Ander. En otros y seguramente por equivocación aparece la otra versión menos aceptada, que razona sobre su origen relacionado con San Andrés como patrono "Sanct Ander", pero la ausencia de este santo en el posterior desarrollo de la ciudad, hacen dudar de su autenticidad.

El 11 de julio de 1187 el rey Alfonso VIII de Castilla nombró al abad de San Emeterio dueño y señor del pueblo y dotó a la villa de fuero (similar al de Sahagún) que tendía a facilitar el tráfico marítimo, la pesca y el comercio, actividades de las que la Abadía recibía sus tributos, así como de la elaboración de escabeches y las explotaciones vinícolas.

Durante los siglos XII y XIII la población fue delimitando su estructura dentro del recinto amurallado que toda villa convenía, con dos pueblas diferenciadas. La Puebla Vieja, más antigua, sobre el cerro de Somorrostro que dominaba la ciudad de cara a la bahía, incluía el castillo, la Abadía de los Cuerpos Santos, el claustro y el cementerio. Por el otro lado se encontraban las Atarazanas y el puerto. Tenía tres filas de casas, separadas por la rúa de Carnicerias y la Rúa Mayor, donde estaban la viviendas de los pobladores prominentes de la villa, como el 'abad', los canónigos, así como los linajes mayores de entonces. La Puebla Nueva contenía el convento de Santa Clara y el de San Francisco, este ya fuera de la puerta, que daba nombre a una de las calles principales; otras calles de importancia eran la Rúa de la Sal, La rúa del Palacio, la Ribera, Don Gutierre, Puerta de la Sierra, Cadalso y Rúa del Arcillero. Ambas pueblas estaban unidas por un puente sobre la Ría de Becedo que las dividía y llegaba hasta las Atarazanas, los astilleros mandados construir por el rey para aprovechar las maderas de los bosques cantábricos en la construcción de naves. La villa estaba obligada a proporcionar a la monarquía una nao al año.

En 1217 se inician las obras de construcción de la iglesia principal de la villa en el mismo lugar que las anteriores, donde tras multitud de reformas continuará hasta nuestros días. En 1318 comenzarían las del claustro.

En 1248, Santander participó, junto a otras villas del cantábrico, en la batalla por la conquista de Sevilla, recibiendo como recompensa un escudo de armas que contiene las imágenes de la Torre del Oro y el río Guadalquivir.

El 4 de mayo de 1296, las villas costeras cantábricas formaron la Hermandad de las villas de la marina de Castilla con Vitoria o Hermandad de las marismas, que agrupaba a Santander, Castro Urdiales, Laredo, Vitoria, Guetaria, San Sebastián, Bermeo y Fuenterrabía. Su objetivo era fortalecer su posición comercial con respecto a la competencia del otro lado del Golfo de Vizcaya, sobre todo en el comercio de lanas y harinas con las villas de Flandes e Inglaterra.

En 1296 y 1311 la villa de Sant Emeterio queda arrasada por sendos incendios de los que se salva la abadía. El rey Fernando IV de Castilla exonera de «los diezmos de todas las viandas que viniesen de fuera de los míos reynos» a la villa por tamaña catástrofe.

En el siglo XIV, el Libro de las Merindades de Castilla (conocido como Becerro de las Behetrías) confirma esta condición, la de behetría, para la ciudad, es decir, la define como sólo dependiente de la monarquía, sin deberse a ningún otro señor feudal, exceptuando las prerrogativas del abadengo. Sin embargo, un siglo después, el 25 de enero de 1466, el rey Enrique IV cedió la ciudad el Marqués de Santillana, lo cual provocó la sublevación de los habitantes, que consiguieron la revocación de la orden real el 8 de mayo de 1467.

La tensión entre los pueblanos nuevos y viejos, encabezados por los clanes de los Giles y Negretes, obligó a la monarquía en el siglo XV a llevar a cabo una reglamentación del gobierno municipal, que puso en manos de dos alcaldes (uno por puebla) y varios regidores.

En 1372 y tras la victoria en La Rochelle de la flota Castellana frente a los ingleses, hacen entrada en el puerto de Santander con la comitiva de Enrique II de Castilla entre los visitantes ilustres. Este hecho goza de gran importancia ya que convierte a Santander en la base naval del Atlántico y dota a la misma de unas importantes Atarazanas Reales, similares a las de Sevilla y las Drassanas de Barcelona.

En 1497 hizo escala en la villa la Armada de Flandes para desembarcar a Margarita de Austria, que venía a casarse en Reinosa con el príncipe don Juan, heredero de los Reyes Católicos. La flota trajo también la peste y fallecieron unas 6000 personas, de una población de 8000. La ruina y el despoblamiento no empezarían a aliviarse hasta tres siglos después.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Santander_(España)

 

 

Catedral de Santander

© Zarateman / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Catedral de Santander)

La catedral de la Asunción de Nuestra Señora se encuentra en la ciudad española de Santander. Su estructura es principalmente gótica, si bien ha sido posteriormente ampliada y reformada.

Se trata de un Conjunto histórico y monumental, construido entre finales del siglo XII y el XIV sobre el antiguo monasterio; en un principio sirvió como Abadía, consagrada a San Emeterio y San Celedonio, conocida como la Abadía de los Cuerpos Santos. La iglesia, se levantó sobre un cerro rodeado de agua, donde estuvo el asentamiento romano del Puerto de la Victoria, a partir del siglo VIII para guardar las reliquias de los Mártires sacrificados en Calahorra cinco siglos antes. Sus cráneos fueron traídos por los que huían de la invasión musulmana de la Península Ibérica.

La construcción de la planta inferior data de los primeros años del siglo XII, poco después de que se concediesen los fueros a la ciudad. Fue elevada a rango de colegiata en 1131 por el rey Alfonso VII, el Emperador, y comenzada la reconstrucción de los actuales edificios por iniciativa de Alfonso VIII, tras la concesión del fuero de Santander en 1187. La parte superior del edificio se construyó a finales de ese siglo y comienzos del XIV. Al finalizar se construyó el claustro gótico. Posteriormente recibió el título de iglesia colegial de los Cuerpos Santos. Tiene especial interés la puerta principal,levantada hacia 1230, donde están labrados los primeros escudos del reino en que aparecen juntos castillos y leones, tras la unificación definitiva de Castilla y León en tiempos de Fernando III, cuyo hijo, Sancho, fue abad del sitio. El templo es ampliado en los siglos XVI y XVII incorporándose nuevas capillas.

En 1754 se crea la diócesis de Santander, y la Colegiata de los Cuerpos Santos fue transformada en catedral por el papa Benedicto XIV, como cabeza del nuevo Obispado de Santander. Sufrió considerables desperfectos con motivo de la explosión de la dinamita del vapor Cabo Machichaco (1893); tras sobrevivir a la Guerra Civil Española, sufrió en 1941 las consecuencias del incendio de Santander, quedando seriamente dañada, y haciendo necesaria una reconstrucción y ampliación entre los años 1942 y 1953, cuando fue inaugurada; los arquitectos encargados de tal tarea fueron José Manuel Bringas y Juan José Resines del Castillo. La respetuosa restauración llevada a cabo sobre las partes afectadas permite hoy contemplar en todo su valor las destacadas cualidades arquitectónicas del monumento original.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_Nuestra_Señora_de_la_Asunción_de_Santander

 

 

Palacio de la Magdalena, Santander

© Fernandopascullo / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Palacio de la Magdalena, Santander)

El Real Palacio de La Magdalena está situado en la península de la Magdalena, frente a la isla de Mouro, en Santander (España), y fue construido entre 1909 y 1911, por suscripción popular, para albergar a la familia real española. Obra de los arquitectos Javier González Riancho y Gonzalo Bringas Vega, se enclava en el lugar donde estuvo el antiguo fortín de San Salvador de Hano, que protegía la entrada a la bahía. Fue amueblado en 1913, pasando de inmediato a ser residencia de verano del rey Alfonso XIII y su familia, quienes lo ocuparon regularmente hasta la proclamación de la II República. En 1914 fueron proyectadas las caballerizas por González Riancho. Las mismas emulan a un poblado inglés medieval con tejados puntiagudos de vertientes pronunciadas, entramados de madera vista, etc. En 1982 fue declarado monumento histórico-artístico. Entre 1993 y 1995 fue rehabilitado por el ayuntamiento de Santander, según proyecto de Luis de la Fuente.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_de_La_Magdalena

 

 

Iglesia de La Anunciación

© Zarateman / Términos de derechos de uso : Dominio público / Fuente

(La Iglesia de La Anunciación)

La Iglesia de La Anunciación o de La Compañía de Santander (Cantabria, España), fue declarada Bien de Interés Cultural el 11 de noviembre de 1992. Se trata del mejor ejemplo de arquitectura renacentista de Cantabria, estilo arquitectónico de escasa implantación en la región. Se encuentra en la calle Juan de Herrera, cerca de la Plaza Porticada y la catedral.

Se trata de un edificio renacentista, dentro del estilo clasicista vallisoletano. Sigue los modelos jesuíticos de raíz vignolesca.

Presenta la típica fachada de las iglesias que siguen esta tipología, con dos cuerpos, siendo el superior más estrecho que el inferior. La portada se forma por un arco de medio punto. A los lados tiene pilastras dobles que sostienen un entablamento y frontón partido, en el centro del cual puede verse, en una hornacina, una imagen de la Virgen. A los lados hay dos vanos, un óculo abajo y una ventana cuadrada arriba. En los extremos de este primer cuerpo, pilastras rematadas por bolas herrerianas en el segundo cuerpo.

El cuerpo superior es más estrecho. Está centrado por una ventana arquitrabada con escudos barrocos a los lados; son del primer marqués de Villapuente de la Peña, José de la Puente y Peña, y de su esposa la marquesa de las Torres de Rada, Gertrudis de la Peña y Rueda, gracias a cuya generosa contribución pudo acabarse el edificio. Por encima, un frontón triangular en el que se abren dos pequeños vanos cuadrangulares y una cruz en el remate.

El interior tiene una sola nave rematada por cabecera rectangular, rodeada por capillas a los lados unidas por arcos de medio punto, de manera que parecen falsas naves laterales. Sobre el crucero se alza una cúpula con linterna.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_de_la_Anunciación_(Santander)

 

 

Banco de Santander

© Yearofthedragon / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(El edificio del Banco de Santander)

El edificio del Banco de Santander es la sede social del Santander, situado en el Paseo Pereda de la ciudad del mismo nombre, en España, y separado del mar por los Jardines Pereda. Es obra del arquitecto Javier González de Riancho. La decisión del banco de mantener su sede social en este edificio, en la ciudad que lo vio nacer, se mantuvo incluso después de anunciar el alquiler y la posible venta de todos sus inmuebles en 2007.

El edificio fue concebido entre los años 1919 y 1923 a partir de una estructura existente. Uno de sus problemas fue que debía respetarse la calle que lo atraviesa, por lo que se adoptó la solución en arco. La fachada que mira al mar es la principal. En ella, bajo el frontón rectangular saliente e interrumpiendo la cornisa, puede leerse la leyenda Banco de Santander. Sobre dicho frontón hay cuatro estructuras de Blanes, que representan respectivamente las artes, la cultura, el comercio y la navegación. En el friso aparece la banca protegiendo a otras figuras inferiores: comercio, industria, minería y cultura.

Junto a todo el Paseo Pereda y la calle Castelar es bien de interés cultural con la categoría de conjunto histórico declarado.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Edificio_Banco_de_Santander

 

 

El Gran Casino Sardinero

© Yearofthedragon / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(La plaza de Italia y el casino, visto desde el Hotel Sardinero)

El Gran Casino Sardinero es un destacado casino de juego de la ciudad de Santander en la comunidad autónoma de Cantabria (España). Está ubicado en El Sardinero, concretamente en la plaza de Italia.

El edificio fue construido e inaugurado en el año 1916, basado en el proyecto del arquitecto Eloy Martínez del Valle. Nada tiene que ver este casino con el que se edificara en 1870 en el mismo lugar y que fue escenario durante muchos años de numerosas fiestas, en las que se dieron cita Amadeo de Saboya, Alfonso XIII, Victoria Eugenia, así como familias de la aristocracia nacional e internacional que acudían a Santander atraídos por la belleza de sus playas.

Este segundo edificio compaginó la ruleta y el bacará con los bailes, cotillones y la puesta en escena de obras teatrales, musicales y compañías de ópera que se sucedían en su teatro. No por ello dejó de ser el punto neurálgico de las diversiones estivales, situación que, sin embargo, sufrió un notable giro durante la posguerra. El cierre casi total de sus instalaciones, salvo el teatro, que fue destinado a sala cinematográfica de arte y ensayo, se mantuvo hasta el 1 de diciembre de 1978, fecha en que se reabrió exclusivamente como casino de juego, tras la restauración llevada a cabo por el arquitecto Ricardo Lorenzo, que conservó el estilo neoclásico con apuntes modernistas.

Actualmente cuenta con una sala de juego, y una sala de máquinas de azar, un restaurante, tres comedores, dos bares, instalados en cada una de las salas de juego; una cafetería y una sala de fiestas. También cuenta con una sala de exposiciones donde suele ser habitual la presencia de obras de arte de distintos autores. Los juegos que se practican en la sala de juego son la ruleta de un solo 0, black-jack, poker sin descarte, y máquinas de azar y ruletas electrónicas en la sala de máquinas. Actualmente se ha incorporado la modalidad de texas holdem a modo de torneos.

El Gran Casino Sardinero patrocina y organiza diversos actos culturales y deportivos (Festival Internacional de Santander, concursos fotográficos, exposiciones de escultura y pintura; bolos, fútbol, remo y otras actividades.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Casino_Sardinero

 

 

(Faro de Cabo Mayor, en Santander)

© Yearofthedragon / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Faro de Cabo Mayor, en Santander)

El faro de Cabo Mayor o faro de Bella Vista está situado en el municipio cántabro de Santander (España).

Situado en el promontorio de Cabo Mayor, al norte de la ciudad de Santander, se ordenó construir un fanal giratorio por Real Orden del 17 de febrero de 1833. En este mismo lugar ya existía con anterioridad un atalayón desde el que se hacían señales a los barcos, tanto de día (con banderas) como de noche (con fuegos). El faro actual fue inaugurado seis años más tarde, el 15 de agosto de 1839.

El diseño del edificio fue inicialmente obra del capitán de navío Felipe Bauzá, aunque la versión definitiva corrió a cargo de Domingo Rojí. El conjunto consta de una torre de planta circular revestida en piedra. En la planta baja hay un segundo cuerpo de planta cuadrada. Su altura focal es de 91 metros sobre el nivel del mar y de 30 metros sobre el terreno.

La incorporación de equipos técnicos, redujo sensiblemente el espacio existente en la base de la torre, por lo que en 1935 se construyó el edificio adyacente como vivienda de los fareros. Éstos dejaron de habitarlo en 2001, y este espacio ha sido acondicionado para ubicar el Centro de Arte Faro de Cabo Mayor.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Faro_de_Cabo_Mayor

 

 

Primera playa del Sardinero

© Rgcamus / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Primera playa del Sardinero, al fondo la península de la Magdalena)

El Sardinero es un enclave turístico de la ciudad de Santander (Cantabria, España) conocido por sus extensas playas.

En sentido amplio se entiende por El Sardinero el área de la costa comprendida entre la península de la Magdalena y la zona de Mataleñas, formando el abra que lleva su nombre. En sentido estricto, el centro de esta área seria la plaza de Italia y los alrededores.

El Sardinero comenzó a ser conocido y muy visitado a partir de mediados del siglo XIX y especialmente a comienzos del siglo XX. La moda de veraneo y los beneficios saludables de los baños de olas atrajeron a este lugar a numerosos visitantes de la burguesía castellana y madrileña. Poco a poco El Sardinero se fue convirtiendo de un lugar sólo visitado por los vecinos de Santander a una ciudad-balneario, con todos los servicios para ofrecer a una sociedad pudientes atraída por el auge económico de Santander, venido de la mano del comercio con las colonias españolas.

En base a la evolución histórica y funcional de este espacio se diferencia dos morfologías urbanas: la del conjunto formado por los chalets y palacetes construidos desde finales del siglo XIX y la de los modernos edificios de bloques de viviendas principales o secundarias de las últimas décadas.

En la plaza del Pañuelo (actualmente la plaza de Italia) se levantaron hoteles, el casino, alamedas, casas de baño, etc. El Sardinero fue comunicado por amplios paseos como el de Reina Victoria, Menéndez Pelayo o el de Pérez Galdós con el ensanche de Santander.

En el año 1913 se inaugura en la península de La Magdalena el Palacio de La Magdalena que sería residencia del rey Alfonso XII durante sus estancias de verano en Santander. Estas visitas obligaron a crear nuevos servicios al estilo arquitectónico de la Belle Époque y grandes balnearios similares al de Biarritz. Así, se construyeron el Hotel Real, el Gran Casino, sustituto del antiguo casino, el Hipódromo de Bellavista o el campo de polo.

Es a partir de la década de 1950 cuando se inicia una etapa de remodelación tanto en el plano morfológico como funcional. Al mismo tiempo que mantiene su función turística, El Sardinero se convierte en zona de residencia permanente de clases acomodadas.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/El_Sardinero

 

 

Santander. Hotel Sardinero

© Yearofthedragon / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Santander. Hotel Sardinero)

 

 

Plaza del Ayuntamiento y Casa consistorial

© Yearofthedragon / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Plaza del Ayuntamiento y Casa consistorial)

Plaza del Ayuntamiento y Casa consistorial.
Esta administración está emplazada en la Plaza del Ayuntamiento, en el centro de la ciudad habiendo ocupado varias ubicaciones antes de la actual.

El edificio original consistía en la mitad del actual inaugurada el 15 de septiembre de 1907 siendo alcalde Luis Martínez Fernández, el proyecto fue realizado en 1897 por el arquitecto Julio Martínez-Zapata, que ganó el segundo premio de la Exposición Nacional de Bellas Artes. Las obras costaron 600.000 pesetas, por aquel entonces la Plaza no era la del Ayuntamiento, sino que se llamaba Pi y Margall.

El edificio se amplió más tarde para formar el bloque que hoy se conoce, este edificio está compuesto por tres plantas, en las que se encuentran parte de las oficinas.

El edificio actual se construyó en dos fases porque el solar en el que se edificó era propiedad del Ayuntamiento y del obispado, se comenzó la obra de la segunda parte del edificio en 1963 y se reinauguró en 1967.

Detrás de la Casa Consistorial se haya el Mercado de la Plaza de la Esperanza y en frente el barrio más antiguo de Santander, el Cabildo de Arriba.

Cabe destacar, que en la Plaza del Ayuntamiento estuvo presente durante 44 años una estatua ecuestre del dictador Francisco Franco. Entre 1959 y 1964 se erigieron en honor de Franco en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Ferrol y Santander un conjunto de estatuas ecuestres que le presentaban en plenitud vital, en un momento en que el deterioro físico asociado a la vejez comenzaba a evidenciarse.

La estatua ecuestre de Francisco Franco que estuvo expuesta en Santander fue realizada por el escultor José Capuz Mamano (Valencia, 1884 - Madrid, 1964) en el año 1964. Dicha estatua ecuestre es una copia de la que se realizó en el mismo año para la ciudad de Madrid. Las colocadas en Valencia y Ferrol por aquel entonces también son idénticas. El material usado para la estatua es el bronce y la medida utilizada es mayor que el natural.

Justo en frente de la estatua ecuestre de Franco, estaba situado el escudo de la II República Española. Se procedió a la retirada de ambos símbolos el 18 de diciembre de 2008. Siendo de esta manera la última estatua de Franco retirada de un espacio público municipal. Tras su retirada, la estatua de Franco se trasladará al Museo de Cantabria.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Ayuntamiento_de_Santander

 

 

Edificio céntrico de Santander

© Frobles / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Edificio céntrico de Santander)
 

 

Museo Marítimo

© Francisco J. Claudios Samperio / Términos de derechos de uso : Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported / Fuente

(Museo Marítimo del Cantabrico. Situado en la bahía de Santander)

El Museo Marítimo del Cantábrico (MMC) es un museo dedicado a la difusión del patrimonio marítimo situado en la ciudad de Santander, en Cantabria (España), al borde de la bahía. Sus fondos, uno de los más importantes y completos del país, permiten un acercamiento global a la biodiversidad marina y las diversas formas de relación con la misma de los hombres del mar Cantábrico a través de los siglos y múltiples puntos de vista.

Sus colecciones empezaron a formarse en el siglo XVIII, posteriormente enriquecidas por colectivos tan insignes como la Institución Libre de Enseñanza, la Escuela de Náutica de Santander, el Museo del Real Astillero de Guarnizo, el Instituto Español de Oceanografía y el Centro de Estudios Montañeses.

Actualmente el museo tiene un programa expositivo articulado en cuatro grandes secciones:
-La vida en la mar.
-Pescadores y pesquerías.
-El Cantábrico y la mar en la historia.
-Vanguardia tecnológica frente a la mar.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Museo_Marítimo_del_Cantábrico

 

 

Licencia de Creative Commons

24

ANTONIO HERAS - SON FERRER (CALVIÁ)

Valid HTML 4.01 Transitional

© antonioheras.com 2013